Innovación en la educación: espacios, tecnologías y medios sociales


storify en el aulaMi anterior entrada sobre Innovación, motivación y formación en tecnologías de la información y las comunicaciones resulta incompleta sin ofrecer algunas ideas que resulten válidas para concluir los objetivos que plantearon mis reflexiones. Uno de los objetivos del proceso enseñanza-aprendizaje es ceder protagonismo al alumno para lo cual debemos plantearnos realizar algunos cambios. Fundamentalmente es necesaria la innovación en tres aspectos: adaptar los espacios físicos destinados a la enseñanza, incluir asignaturas relacionadas con tecnologías de la información y comunicaciones en los programas formativos y por último y no menos importante, utilizar medios sociales para integrar a las personas que forman parte del proceso en una comunidad.

En mayo de este año tuve noticias de la primera conferencia sobre innovación educativa para la Universidad 2.0, celebrada en Santiago de Compostela, que trataba de poner en evidencia la utilización de redes sociales y tecnologías de la información y las comunicaciones por los alumnos y docentes, pero que sin embargo estaban en su mayoría ausentes de las políticas de gobierno de las organizaciones. En torno a esa conferencia Carlos López Ardao cuenta en su blog algunas motivaciones y obstáculos para incorporar el aprendizaje informal en el aula. Destaca como el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) exige la presencia de plataformas educativas online y salas informáticas para el trabajo en grupo que convivan con las aulas físicas tradicionales. Además, como destaca en sus motivaciones, las cuales  comparto, se trata de una demanda compartida tanto por alumnos como por profesores. Por otro lado el principal obstáculo se centra en la inercia de algunos profesores y autoridades académicas que se resisten a los cambios tecnológicos. Otro obstáculo es la pobre experiencia en el ámbito de las relaciones sociales que aportan las actuales plataformas educativas virtuales pero que son fundamentales para el proceso formativo.

Los cambios en los espacios físicos han sido estudiados desde todos los ámbitos y escalas para adaptarse a los nuevos planes de estudio y cambios sociales, desde el diseño de los campus y edificios, a las aulas y espacios comunes. Resulta curioso ver la evolución de los colegios mayores de las universidades americanas a lo largo del tiempo. Desde una orientación a la más absoluta concentración, a la integración de equipos de trabajo, para fusionar finalmente el ocio y deporte como hábitos de vida comunes al estudio.

espacio físico de trabajoLa mera inclusión de mobiliario móvil en lugar de estático, utilizar múltiples pizarras y elementos de proyección y otras ayudas similares para no presentar al profesor como elemento enfrentado con los alumnos, sino como guía del proceso son bienvenidas. Algunas de estas ideas son comunes a los nuevos entornos de trabajo óptimos para el desarrollo de software y la gestión de proyectos utilizando metodologías ágiles como Scrum. La distribución básica podría tener dos zonas diferenciadas separadas por un tercer área concentrada de puestos de trabajo. Desde este área es posible atender a las explicaciones de ambos lados y sobre todo permite de forma simple el acceso visual al avance completo de los proyectos y de las tareas definidas que se presentan en el corcho o la pizarra. El objetivo es trabajar en un espacio que fomente el debate, la conversación y la complicidad de todos los agentes que participan en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

espacio físico transformado para una clase tradicionalCada zona a su vez consta de una mesa de trabajo para reuniones y sillas que permiten la transformación del espacio y su conversión en aula improvisada para un seminario, o apilado para ganar espacio en una reunión de retrospectiva del trabajo de la jornada. En el caso habitual de disciplinas técnicas es posible trabajar de dos en dos en cada puesto e incluso establecer reuniones de planificación por separado o impartir un pequeño seminario improvisado mientras otro grupo continúa en los puestos de trabajo o realiza una exposición planificada al otro lado de la sala mostrando la versatilidad de la solución.

configuraciones del wsrl para mostrar su versatilidadCon esta idea en mente de espacio físico para fomentar la conversación se configuró en la Escuela Politécnica Superior un aula que permitiera el trabajo, el estudio y el debate. La ventaja de trabajar con tecnologías multimedia y wireless es que permite configurar una disposición ágil y dinámica de los grupos de trabajo y modelar el espacio del Web Sciences Research Lab (WSRL). Gracias a estas tecnologías, es posible que accedan no sólo los miembros de los equipos de trabajo, sino invitados o alumnos externos para ver el funcionamiento del laboratorio, comprobar el progreso de un proyecto o recibir un seminario sin entorpecer el trabajo de los integrantes de los equipos de desarrollo o de investigación.

La distribución del espacio convertible con mobiliario ligero permite disponer de distintos espacios para el trabajo simultáneo en proyectos, desarrollar una formación planificada, constituir un espacio para la reflexión y la innovación y adicionalmente, posibilita la incorporación de un número variable de individuos o proyectos a dicho espacio, sin producir interferencias con el trabajo diario planificado.

pizarra y educaciónEl segundo punto de esta entrada trata de destacar la utilización de tecnologías en el aula como elemento innovador en la educación. Por supuesto hablamos de ordenadores, proyectores o de software y plataformas de trabajo cooperativo. Además, los dispositivos móviles pueden jugar una baza importante en el desarrollo de las clases por la facilidad de uso y por su característica de movilidad que trasciende al espacio físico del aula. Además, los dispositivos móviles habitualmente utilizados para el uso personal pueden servir de elemento integrador de la comunidad siempre conectada. Esta visión de la tecnología no es propia de enseñanzas técnicas sino que es recomendable en cualquier disciplina, no sólo de estudios universitarios sino en la educación obligatoria. Es práctica común pervertir el uso de tecnologías en el aula y al margen de encontrarnos con pizarras electrónicas y campus virtuales de dudosa utilidad, no existe una planificación ni una metodología aplicable. La sustitución de la pizarra y tiza tradicionales por pizarras electrónicas no garantiza el éxito sin ellas. Es curioso como en este sentido hay detractores hasta en el mismo Silicon Valley. A pesar de esto, podemos encontrar ejemplos con recomendaciones de autoridades gubernamentales para la inclusión de ciencias de la computación en los colegios e institutos fundamentadas en el desarrollo de videojuegos o la computación en la nube.

facebook status update - me aburro!El último elemento innovador es sin duda el más significativo, la utilización de medios sociales para la educación y en especial en las universidades. Hay dos visiones de esta innovación: la utilización de socia media por la autoridades académicas como empresa o marca y la incorporación al aula como herramienta docente. Dentro del primer grupo podemos encontrar distintas formas de actuación en distintas redes sociales habituales (Facebook, Twitter o LinkedIn). Algunas universidades utilizan dichas redes sociales para intercambiar información interna, de sus actividades, del trabajo de los alumnos, para notificar emergencias, dar soporte a usuarios en temas de secretaría y otras relacionadas con el acceso móvil a los datos de cada estudiante o la bienvenida a cada centro de estudios. Aquellas organizaciones más experimentadas con el uso de estas tecnologías pueden utilizar el poder del social media para ofrecer trabajo a los alumnos egresados, crear comunidades alrededor de antiguos alumnos, buscar fuentes de financiación a través de donaciones individuales (crowdfunding), organización de eventos y reuniones y otras actividades orientadas a conseguir el compromiso de los alumnos.

La utilización de redes sociales dentro del aula es sin duda controvertida. Existen estudios que demuestran que las calificaciones asociadas a alumnos que invierten mucho tiempo en Facebook son bajas. También existen otros que corrigen esos estudios precisando que no es lo mismo usuarios con una alta actividad compartiendo enlaces (buenos estudiantes) que aquellos más activos participando en eventos (malos estudiantes). En cualquier caso el estudio concluye indicando que no existe correspondencia con alta actividad en Facebook y la obtención bajas calificaciones.

La experiencia y formación en social media de cada docente puede producir resultados muy diferentes. Existen multitud de redes que permiten obtener resultados también muy diferentes. Twitter permite formar debates muy intensos y espontáneos que de otra forma no hubiera sido posible conseguir en el entorno físico del aula. La posibilidad de utilizar herramientas como Storify para almacenar las conversaciones sobre un hashtag o grupo de usuarios de twitter hace idóneo este medio como herramienta docente. Las fanpages de Facebook pueden servir para crear una comunidad participativa sobre un tema concreto de estudio compartiendo enlaces, fotos y vídeos, más cercanos al lenguaje y formas de expresión de los alumnos. Si se busca un debate más técnico compartido con profesionales de un sector, LinkedIn ofrece esa posibilidad en sus grupos por lo que tampoco debe ser obviada. Estas y otras iniciativas nos permiten a los docentes fomentar el desarrollo curricular en las redes sociales más allá del aula física y por otro lado nos demuestran que las plataformas de enseñanza virtuales que no integren estas posibilidades no son completas y son relegadas a un segundo plano por los usuarios que buscan el debate o la comunicación más inmediata e interactiva.

Créditos de imágenes a Flickr ByronNewMedia, Phreak20 y http://spotlight.macfound.org/

Acerca de Juan Ignacio Sanz Fuentes
Learning every day!!! Padre, profesor, estudiante, consultor, ávido lector, curioso y principiante en esto de escribir sobre la red y social media...

9 Responses to Innovación en la educación: espacios, tecnologías y medios sociales

  1. Paloma González Buendía dice:

    Me interesa lo que cuentas. Es una realidad que los ordenadores, las nuevas tecnologías… son parte de nuestra vida. Los utilizamos en nuestra vida lúdica, social y deberían estar mucho más presentes en el aula. Me ha recordado una reflexión de José Antonio Marina. Sostiene que las nuevas tecnologías son muy importantes para motivar y facilitar la comprensión, aunque añade que el aprendizaje, lo duro, es otro cantar. Y recalca que los buenos alumnos lo son estudien o no con TIC y, lo curioso está aquí, que los alumnos con calificaciones bajas mejoran gracias al uso de las mismas. Les motiva, en definitiva.
    Yo creo que un uso dirigido y eficaz enriquecería la labor educativa, y que será algo natural cuando la brecha digital vaya desapareciendo en el gremio de profesores.

    • Muchas gracias por tu comentario Paloma. La aplicación de las redes sociales a la docencia es un paso inevitable. Pero como bien dices hay que vencer muchos miedos entre el profesorado (y por ende en las autoridades académicas). La formación en social media y divulgación de iniciativas y experiencias en el aula es imprescindible. Otra reflexión interesante surge de la creencia de que el mundo virtual y real no están conectados y que no hay interacción, cuando en realidad ocurre lo que dices, que el mundo real se ve beneficiado porque potencia el aprendizaje de los alumnos más descompensados, hacia ambos extremos. Es decir, el alumno aventajado encuentra la motivación para crecer más y lo mismo para el alumno que se encuentra con peores calificaciones.

  2. Paco Nieto dice:

    Hola Juan Ignacio, ¿cómo crees que será el mundo de la enseñanza dentro de 50 años?, ¿qué permanecerá y qué cambiará a buen seguro respecto del actual?¿desaparecerán las clases como hoy las concebimos o las nuevas tecnologías serán sólo herramientas de apoyo, como hasta ahora?. Personalmente soy un poco pesimista respecto al cambio en instituciones educativas, privadas y públicas, bastante apegadas al modelo tradicional.
    Un saludo y feliz año nuevo.

    • Hola Francisco, feliz año! 50 años dices? yo veo cambios en los próximos 10… te remito a la siguiente entrega que espero poder publicar a lo largo del día😉 . Creo que hay cambios y que dependen en gran medida del uso que hagamos de las redes sociales en el ámbito académico. Para los docentes supone una oportunidad de atraer a los alumnos y ganar credibilidad, para los estudiantes la forma natural de relacionarse y de aprender. Respecto al modelo educativo actual y su relación con nuevas tecnologías únicamente diré que el problema no son las tecnologías sino el modelo educativo. Estamos hablando de siglos de diferencia entre unos y otros: estereotipos propios de la época de la Ilustración y metodologías docentes propias de la revolución industrial que compiten con tecnologías adoptadas en el último cuarto de siglo.

  3. Paco Nieto dice:

    He recuperado este divertido vídeo sobre Educación 2.0:

    La sorpresa más divertida que se encontraron los más de 1.000 docentes que asistieron al Encuentro Internacional EducaRed 2011 fue la actuación de los grupos Ron Lalá y Primital Bros. Con sus divertidas letras reclamaron la figura del docente 2.0 y el uso de las nuevas tecnologías.

    • Hola Francisco, es curioso el video, aunque el problema sigue siendo que se confunde el uso de unas herramientas con la solución al problema. El problema es que lo que se consideraba académicamente válido el siglo pasado no es aceptable en el siglo XXI, con independencia de que las herramientas hayan cambiado. Hace unos años tener estudios garantizaba un puesto de trabajo, hoy no. Hace unos años los ideales o principios eran personales, hoy en día son compartidos por miles de personas como tú y como yo que estamos conectados, lo que los pone en valor frente a otras opciones y resta credibilidad a lo que viene impuesto. Adelantándome a la siguiente entrada: si consideramos que un bisturí es una herramienta que todos podemos manejar, no olvidemos que hace falta ser cirujano para sacarla partido, si no, haremos una carnicería. Las redes sociales y lo que se considera nuevas tecnologías son herramientas como lo es un bisturí; en manos inexpertas también hacen carnicerías.

  4. Pingback: Innovación en la educación: espacios, tecnologías y medios sociales | Formación, tecnología y sociedad | Scoop.it

  5. Paco Nieto dice:

    Un ejemplo más de cómo aplicar las TIC en Educación:

    http://domingomendez.blogspot.com/2011/12/un-billete-de-ida-y-vuelta.html?spref=tw

    En este campo, todo es empezar.

    • Hola Francisco, sigo pensando que tu fantástico aporte viene a reforzar mi idea inicial… la muerte de la Educación como la conocemos. . ¿De qué sirven los libros de texto y materiales “nada baratos” cuando puedes encontrar online de forma gratuita la misma o mejor (adaptada a edades) información? El papel de los docentes y alumnos ha cambiado, la forma de medir la satisfacción y resultados también deberían cambiar en consonancia. ¿Y si puedo encontrar cursos online y experiencias similares en la red, cuál es el papel de los colegios, institutos, centros de formación profesional y universidades? ¿por qué hay barreras geográficas cuando esa información no las tiene? al menos en países que no censuren internet…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: