Lecciones no aprendidas del siglo XXI: Keep it simple, Stupid! (KISS)


SR-71 BlackbirdSiguiendo la serie de publicaciones sobre Lecciones no aprendidas del siglo XXI que comencé reflexionando sobre crisis = peligro + oportunidad, hoy vuelvo a la carga con esta entrada sobre simplicidad. Una característica que habitualmente no se tiene en cuenta como factor de éxito de nuestros proyectos. El principio de diseño KISS (Keetp it simple, Stupid!) al que hace referencia el título ha llegado a mis manos y oídos últimamente desde varias fuentes. Algunas desde twitter, otras desde varios blogs de distintas temáticas y otras al utilizar y analizar algunas aplicaciones que uso recientemente. Esto me ha animado a describir cómo este principio a veces es olvidado produciendo rechazo y otras es la clave del éxito. Este principio fue acuñado por el ingeniero Kelly Johnson de Lockheed Skunk Works (skunk=mofeta), creadores de aviones espía revolucionarios como el SR-71 Blackbird de la imagen. Tiene otras versiones más conocidas como el principio de la navaja de Ockham e incluso algunas no tan conocidas similares atribuidas a Einstein o el mismísimo Leonardo da Vinci. Sin ánimo de comparar al ingeniero Kelly Johnson con los anteriores, sí me parece por el contrario de justicia citar su contribución en forma de 14 reglas que le permitieron desarrollar a mediados del siglo pasado uno de los programas más revolucionarios de la industria aeronáutica, las cuales dieron lugar al principio y acrónimo KISS.

Como decía, últimamente me he encontrado referencias a este principio en varios blogs. Hace una semana en una publicación de Juan Gómez-Jurado titulada “Es el contenido, estúpido” con algunas reflexiones interesantes sobre el futuro de los medios tradicionales, la música, la edición de libros, la piratería y más, que merece la pena leer. Su artículo me hizo reflexionar sobre la importancia de los blogs como medio de expresión y servicio de información y divulgación de conocimiento. Uno de los avances que supuso internet en este sentido es la democratización de los medios, gracias a herramientas simples y sencillas de usar (blogs) que permiten que cualquier individuo pueda propagar un mensaje, idea o proyecto, para fomentar el debate y la reflexión sobre un tema. Es evidente que la prensa escrita tiene sus seguidores, pero existen varios estudios sobre todo en Estados Unidos que marcan una grave tendencia a la baja en la prensa escrita frente a un auge hacia la prensa online. Esa democratización se observa además en la socialización de los medios, que permiten y fomentan la opinión de ciudadanos anónimos en las noticias, e incluso reservan espacios para su expresión (blogs temáticos) mostrando un interés real por la comunidad. El medio de referencia es el Huffington Post en el que se aprecia un aire muy diferente y especial no sólo comparado con un periódico escrito, sino respecto a las versiones online de la competencia.

Es curioso ver 10 años después de la aparición de los blogs cómo los recibían los medios tradicionales y qué opinión tenían al respecto periodistas de medios tradicionales como El Washington Post, El New York Times y otros. Frente a medios más abiertos como la revista InfoWorld que alababan el trabajo de pioneros de los primeros blogs (ni siquiera tenían ese nombre) como Dave Winer, otros ponían en duda la subsistencia del invento. Por cierto que Dave Winer sigue escribiendo en su blog http://scripting.com/ sobre sus “cosillas tecnológicas sin importancia” con cierto aire y tufillo a antiguo… es el contenido, estúpido!. Sí, porque a Dave Winer debemos muchos avances tecnológicos en los blogs y más, uno de ellos es RSS que permite la subscripción a noticias. RSS para Dave era el acrónimo de Really Simple Syndication una tecnología que desarrolló para su propio blog como intento de simplificación de otras similares existentes que no consideraba suficientemente utilizables. Gracias a las tecnologías presentes en los blogs, salvo opciones muy particulares fundamentalmente en el entorno más geek, la plataforma que da soporte a este blog, WordPress, se ha convertido en la primera opción como gestor de contenidos por su simplicidad de gestión y mantenimiento.

website de flipboardOtras referencias al principio KISS las he encontrado en las aplicaciones que he descubierto recientemente y que os invito a probar. La experiencia de usuario y la capacidad de personalización en cuanto a agregación de contenido es increíble. Flipboard es una aplicación que exige una mínima configuración en cuatro pasos y los resultados son sorprendentes. Lo curioso de la aplicación es que las opciones de presentación son inexistentes, no pregunta al usuario qué artículos, publicaciones del muro de Facebook o tweets quiere destacar, ni siquiera cuántos por página. Simplemente los presenta como si de una revista se tratase, maquetados con un gusto exquisito para que l usuario disfrute de la lectura e interacción. Hay muchas ventajas y opiniones sobre este hecho particular. Frente a detractores que posiblemente echen de menos esa capacidad de personalización, otros podemos  justificar su ausencia para garantizar que el usuario se concentra en lo que puede hacer con la aplicación: disfrutar del contenido sin distracciones. Reflexiones similares, simplificar y no dar opciones al usuario, son la clave del éxito de unos de los juegos revolucionarios en el mercado móvil: Angry Birds. La decisión de que no se deje al usuario la responsabilidad de elegir el tipo de pájaro lanzado, hace que éste se concentre en obtener el máximo rendimiento en cada lanzamiento en función del pájaro propuesto. El juego se simplifica y gana en adicción y competitividad.

Simplificar y tomar esta característica como principio de diseño es complicado. Las empresas que han sabido interiorizar esta idea e incluirlo en su metodología de trabajo son claros referentes de la industria. La empresa 37signals ha desarrollado aplicaciones y tecnologías bajo esta premisa que son utilizadas por millones de personas de todo el mundo bajo el paradigma de SaaS. Una de las contribuciones adicionales de esta empresa y sus integrantes viene en forma de dos libros (Getting Real y Rework) muy recomendables sobre desarrollo de software. El primero de ellos titulado Getting Real explora la idea de la simplicidad como fundamento para desarrollar aplicaciones web. Rework es todavía más gratificante puesto que cuenta con mejores y mayores aportes en la misma idea con la perspectiva de varios años de aplicación y experiencia. Ofrecer interfaces simples que permitan al usuario concentrarse en su trabajo y no en la herramienta desarrollada es el argumento e idea final que intentan transmitir en ambos libros. En ese marco de simplicidad y usabilidad aplicado al desarrollo de software, recientemente encontré un artículo muy útil para transmitir los requisitos del cliente a un equipo de desarrolladores. Yo uso un procedimiento similar en mis proyectos y los proyectos final de carrera que dirijo y los resultados son muy satisfactorios. La construcción de interfaces que capturen el interés de la audiencia en fundamental, no sólo en el desarrollo de una aplicación, sino que puede resultar interesante para analizar el comportamiento en estudios de mercado y transmitir los resultados a los departamentos creativos y de marketing.

Volviendo a mi aplicación de la semana, Flipboard, es interesante destacar que tiene otras competidoras: Zite y Google Currents. Sin embargo, hago mi apuesta por Flipboard porque además de simplicidad, permite algo que sus competidores no han entendido ni implementado. Me estoy refiriendo a la agregación e integración de servicios proporcionados por plataformas externas. El hecho de que Flipboard permita vincular y presentar en la revista actualizaciones provenientes de LinkedIn, Instagram, Facebook o Twitter de acuerdo a las posibilidades de filtro que ofrezca cada cuenta, e interactuar  contextualmente (publicar, compartir, comentar, etc), lo hacen para mi y para otros una aplicación sin serios competidores… por el momento.

Magnifica tus tweets, muro de Facebook y entradas del blog con Flipboard


Recientemente ha salido la versión de Flipboard para iPhone. No tengo palabras… Ahora que las he recuperado os cuento rápidamente como además de disfrutar de la aplicación con tus tweets, muro y diferentes medios, puedes disfrutar de contenido propio. Vamos a configurar Flipboard para disfrutar del contenido de la fanpage de Facebook de Blog Every Week en tu teléfono móvil o iPad. Así no te perderás ni los tweets, ni los posts, ni las entradas del blog. Incluso puedes ver tus colaboraciones. Todo ello en 4 sencillos pasos una vez descargada e instalada la aplicación.

1. Añade la fanpage de Blog Every Week a tus favoritas

like Blog Every WeekBusca la fanpage de facebook de Blog Every Week y añádela a tus páginas favoritas. Hacer click sobre el botón me gusta de la parte superior de la página al lado del título es suficiente. Así, además de disfrutar de las entradas del blog puedes estar a la última en temas relacionados con social media, internet, tecnología y otras iniciativas que surjan. De hecho tú puedes dirigir el contenido y las conversaciones.

Las cuentas de twitter @juanignaciosanz y el blog https://blogeveryweek.wordpress.com están autorizados para escribir en el muro de la fanpage. Una vez hayas hecho click, podrás subir publicaciones que quieras compartir al muro o comentar los de otros.

2. Configurar la aplicación desde el iPhone

Configuración de cuentas en Flipboardportada de flipboard con los titulares

El segundo paso consiste en configurar la aplicación Flipboard desde el móvil. Una vez arrancada observaremos la pantalla inicial con las noticias por defecto que hayamos seleccionado: tecnología, estilo, noticias, etc. Además, si has sincronizado tus cuentas de diferentes redes sociales (twitter, facebook, linkedin o instagram) aparecerán en la portada o en alguna de las páginas.

Ya puedes disfrutar de Flipboard pero si quieres añadir más contenido, tendrás que configurar más orígenes de datos: pulsa sobre la tira roja con la lupa para acceder a más contenidos y la configuración. Se desplegará una ventana con tu perfil y el acceso a las cuentas de twitter, facebook, linkedin, instagram y más, desde donde podrás dar de alta en Flipboard la fanpage de Blog Every Week. Pulsa sobre Accounts y accederás a la ventana de configuración necesaria.

3. Configurar la cuenta de Facebook

configuración específica de acceso a Facebookredes sociales accesibles desde Flipboard

En la pestaña de Accounts podremos añadir acceso a nuevas redes sociales o configurar el acceso a las previamente configuradas.

En el caso de Facebook podemos acceder a un menú específico donde podremos añadir orígenes de datos muy interesantes gracias a la segmentación que permite hacer Facebook. Así, podemos tener acceso en exclusiva al muro, a las fotos, a grupos individuales o a páginas concretas. Basta pulsar sobre el icono + para añadir ese origen de datos.

Tanto para grupos como para fanpages existe una pantalla adicional de configuración. En ambos casos aparece una lista desplegable con los grupos a los que pertenecemos o las fanpages a las que hemos agregado como favoritas. Pulsando sobre Pages accedemos a la pantalla que nos permitirá para dar de alta Blog Every Week.

4. Añadir la fanpage de Blog Every Week

fanpages de blog every week en la portada de flipboardfanpages de FacebookEn la pantalla de Pages podemos ver todas las fanpages de Facebook a las que hemos agregado en algún momento pulsando sobre el botón me gusta (like). Desplazando con el dedo los elementos de la lista podemos encontrar la fanpage de Blog Every Week y así acceder en exclusiva sin perdernos ningún post del muro de la página. Y además, presentando cada una de ellas de forma espectacular. Basta pulsar sobre el icono + que aparece a la derecha del nombre de la página.

No sólo es cuestión de presentación, sino que podemos ineractuar con cada entrada: indicar me gusta, recomendar, compartir, responder y otras acciones dependiendo del origen de cada elemento. Además es posible ver la fuente original de datos y su perfil de usuario, simplemente pulsando sobre la foto del perfil.

Ya has terminado

Si no tienes un iPhone o esta aplicación, tranquilo, Google ha lanzado Currents con la misma filosofía… si te gusta la filosofía ;-). Te dejo con una galería de mis capturas ¿eres capaz de distingue las de celebridades como Jamie Oliver, marcas como BMW de las entradas del blog o de las entradas del muro o de mis tweets? Te va a costar…

Ken Follet Programming… revisited!


firma de libros de ken folletEsta entrada la escribí hace tiempo en otro lugar, pero dado que estamos en una semana un poco rara y no sé si es lunes, miércoles o viernes, me voy a tomar la licencia de repetirme un poco. La anterior entrada del blog titulada Lecciones no aprendidas del siglo XXI: crisis = peligro + oportunidad me ha dado mucho en qué pensar sobre la desintermediación que produce internet acercando a productores de contenidos y consumidores. La entrada que escribí hace tiempo en un blog personal y que ahora reciclo hacía referencia a este hecho, la democratización de los medios y cómo la tecnología podía conseguir algo que de otro modo sería impensable. Por el mes de febrero escribía lo siguiente que ahora reescribo.

Estos días ha estado en Madrid el escritor de moda (algunos dicen que uno de los más prolíficos y superventas de la historia) presentando su última novela, La caída de los gigantesKen Follet. Esta entrada está directamente relacionada con él en dos sentidos. Por un lado porque en una entrevista reciente describió los requisitos para ser un buen escritor y coincido con él en que los requisitos son idénticos para un desarrollador. Por otro lado, porque de nuevo la tecnología hizo que algo complicado se convirtiera en algo sencillo y a la vez emocionante.

Contaba Ken Follet en una entrevista que mucha gente se le acerca presentándose como escritor y le pregunta que qué hay que hacer para ser un buen escritor. Igualmente, en los actos de presentación y firma de libros, la gente se le acerca y le dice lo mucho que le gustan sus libros y le suele hacer la misma pregunta. Él siempre dice lo mismo: “¿Usted lee mucho?”. Si la respuesta es negativa anima al interlocutor a abandonar su idea de dedicarse a escribir. Un escritor debe leer mucho y para escribir, alcanzar la maestría, es necesario leer y escribir mucho. Bueno, eso es lo mismo que pienso yo de desarrollar software, hay que leer mucho y conocer cómo se desarrolla y cómo se han desarrollado otras aplicaciones o proyectos. Esto es lo que llamo KFP (Ken Follet Programming), similar a XP o eXtreme Programming y encaja perfectamente dentro del marco de las metodologías ágiles de desarrollo, cuyas bases se sentaron en el manifiesto ágil. El manifiesto ágil proclama lo siguiente:

“Estamos poniendo al descubierto mejores métodos para desarrollar software, haciéndolo y ayudando a otros a que lo hagan. Con este trabajo hemos llegado a valorar:

  • A los individuos y su interacción, por encima de los procesos y las herramientas.
  • El software que funciona, por encima de la documentación exhaustiva.
  • La colaboración con el cliente, por encima de la negociación contractual.
  • La respuesta al cambio, por encima del seguimiento de un plan.

Aunque hay valor en los elementos de la derecha, valoramos más los de la izquierda.”

La segunda idea acerca de la simplicidad y la tecnología, surgió mientras mi mujer y yo veíamos la entrevista que estaban haciendo a Ken Follet en un programa de televisión al finalizar el día. Ella estaba tumbada en un sofá mientras miraba algo en un iPad. En ese momento, el entrevistador dice que le van a realizar unas preguntas de los internautas que dejan preguntas en Facebook. Le hace la primera, Follet responde y el entrevistador le dice que va a hacer otra pregunta de una internauta que se llame Idoya. Me vuelvo y le digo a mi mujer: “Qué casualidad, se llama como tú”. A lo que ella me responde enseñándome el iPad con su cuenta de Facebook abierta y una gran sonrisa: “Soy yo :)”. Qué ilusión más grande, acababa de estar en la firma de libros en un “conocido centro comercial de la calle Goya” y le hubiera gustado preguntarle algo, pero no la dejaron. Bueno, pues tumbada en el sofá con un iPad en la mano sí que pudo!!! Y además, fue la mejor pregunta de la entrevista y respuesta de Ken Follet de toda la noche como podéis observar (hacia los 12 min 50 seg) en el vídeo del programa que os adjunto.

Innovación, motivación y formación en tecnologías de la información y las comunicaciones


Hace un año aproximadamente tuve la oportunidad de participar como ponente en un taller de Prácticas Docentes para Ingeniería en la Escuela Politécnica Superior donde imparto mis clases habitualmente.  Os transcribo las notas de mi sesión acompañadas de una reflexión centrada en este mundo de Internet y social media donde me estoy adentrando últimamente.

Mi sesión intentaba producir algún cambio en la forma de pensar sobre la relación alumno-profesor, cómo motivar al alumno, al profesor y en definitiva cómo acercarnos eficazmente al reto del proceso de enseñanza-aprendizaje. Problemas comunes como la desmotivación producen el abandono de las aulas por parte del alumnado reduciendo sus oportunidades de aprobado mediante el sistema de evaluación continua, en el que éste es el verdadero protagonista. Hace algunos años (2005) tuve la oportunidad de leer un texto de Daniel H. Pink en el que hablaba del cambio que supone pasar de la Era de la Información a la Era del Concepto; de lo lineal, lógico y relativo a computadoras, a cualidades como la creatividad, empatía y semántica. A finales de 2009 lanzó un libro sobre motivación en este sentido ”Drive: The Surprising Truth About What Motivates Us”. En enero del 2010, impartió un seminario en la Royal Society for the encouragement of Arts, Manufactures and Commerce (RSA) en Londres, pionera y cuna del pensamiento libre y artífice del desarrollo social desde hace más de 250 años. Unos meses después, una compañía denominada Cognitive Media ilustró algunos de los contenidos de dicha sesión, que fueron publicados en forma de video en YouTube (http://www.youtube.com/watch?v=u6XAPnuFjJc) alcanzando a fecha de hoy cerca de 7 200 000 de visitas. Este video me permite enlazar las tres ideas fundamentales en las que quería enfocar la sesión: innovación, motivación y formación y, dado el carácter técnico de la misma, presentarlo como óptimo para grupos interesados de forma particular en las tecnologías de la información y las comunicaciones. Una mirada a la ciencia multidisciplinar nos aporta puntos de vista, ideas y ayuda para enfocar y explicar de forma efectiva nuestro acercamiento a las metodologías docentes que los nuevos grados y métodos de evaluación exigen.

A lo largo de los años hemos podido escuchar muchas veces como las nuevas tecnologías pueden ayudar en el proceso de enseñanza-aprendizaje: campus virtuales, cursos on-line, presentaciones multimedia, … . En este sentido es necesario lanzar un mensaje claro: No confundir el fin con el medio. Las presentaciones como mapa u hoja de ruta de un tema o resúmenes de apoyo son válidas. Muchas veces tendemos a incorporar en ellas todo el texto que encontramos en diversas fuentes realizando un trabajo que debería hacer el alumno y que produce que el alumno perciba que todo lo que tiene que estudiar y que le sirve para aprobar está en dichas presentaciones. Utilizar un video en lugar de una presentación tradicional refuerza el mensaje de la presentación, se corresponde verdaderamente con la utilización de nuevas tecnologías y medios para reforzar las explicaciones del aula; y además, permite la síntesis visual de nuestro trabajo en un lenguaje común, asequible para múltiples audiencias, culturas, y disciplinas. Os invito de nuevo a ver dicho vídeo: “Drive: The surprising truth about what motivates us“.

incentivos en el mundo realEs de sobra conocido que existen estudios en economía y utilizados ampliamente por las organizaciones para mejorar el rendimiento de los trabajadores mediante incentivos económicos. Sin embargo, la ciencia nos demuestra que los resultados al utilizar este motivador pueden ser asombrosamente diferentes a lo esperado, más cuando el medio utilizado es internet, aunque esto lo guardo para la siguiente entrada ;-).

En la sesión básicamente me dediqué a traducir y comentar las aportaciones de Daniel en su vídeo. Cuenta que hace unos años un grupo de académicos del MIT, Universidad de Chicago y la Carnegie Mellon hicieron un experimento con un grupo de estudiantes para medir la validez del dinero como elemento de motivación. Las pruebas consistían en memorizar cadenas de dígitos, resolver crucigramas, problemas espaciales y pruebas de destreza física. Fijaron tres niveles de incentivos en función del rendimiento esperado. Observaron que siempre y cuando las tareas involucradas únicamente implicasen habilidades mecánicas, el incentivo económico mejoraba el rendimiento como era de esperar. Sin embargo, también observaron que cuando las tareas implican el uso de alguna habilidad cognitiva por pequeña que fuese, el rendimiento no sólo no mejoraba, sino que los resultados se invertían conduciendo a una disminución del rendimiento. Al estudiar el resultado, intentaron explicar la inversión en la ley formulada y repitieron el experimento en otro lugar del mundo donde un incentivo económico marcase la diferencia. Parecía válido argumentar que un incentivo económico pequeño no es apreciado suficientemente por estudiantes del M.I.T. Eligieron una zona rural de la India y fijaron de nuevo tres niveles de incentivos para mejoras leves, medias y altas en el rendimiento, que coincidían con dos semanas de salario, un mes de salario y dos meses de salario. El resultado volvió a repetirse: las personas a las que se había ofrecido un incentivo intermedio no lo hicieron mejor que aquellos a los que se ofreció el menor incentivo, pero además, los resultados fueron catastróficos en el caso de las personas con mayores incentivos. Esta anomalía se ha visto replicada una y otra vez por psicólogos, sociólogos y economistas. Desafía las leyes económicas básicas de comportamiento. El dinero motiva, ya que sin un salario la gente no trabaja. Es necesario pagar un salario justo para que la gente deje de pensar en el dinero y se centre en el trabajo, sin embargo, no sirve como incentivo en tareas que despierten o necesiten de la creatividad del individuo. Sin embargo, además del rendimiento, un factor determinante para motivar al individuo es la satisfacción personal, y a ella no se llega únicamente con dinero.

factores para conseguir motivarSegún relata Daniel, tres han sido los factores que la ciencia nos demuestra que llevan no sólo a la mejora del rendimiento sino a la satisfacción personal: autonomía, maestría y propósito.

  • Autonomía: es el deseo de auto-dirigirse para la realización de tareas. En general no es utilizada en modelos de gestión tradicionales. Sin embargo, marca la diferencia entre cumplimiento y compromiso, elemento necesario e indispensable para incentivar la creatividad. Existen diferentes estudios y metodologías actuales (Scrum, XP, …) que demuestran que la autonomía es un elemento catalizador del rendimiento sobre tareas altamente creativas. Algunas empresas permiten a sus empleados que en cada trimestre se destine un día de trabajo a trabajar en lo que quieran, con quien quieran, de la forma que quieran con la condición de que a las veinticuatro horas se enseñe el resultado a la empresa. Al día siguiente, en un acto lúdico y ambiente festivo y relajado se presentan los resultados y se premia las soluciones desarrolladas el día anterior. Esas ideas permiten resolver problemas, desarrollar nuevos productos o ideas que de otra forma exigirían años de estudio o que quizás de otra forma nunca hubieran salido a la luz.
  • Maestría: es la necesidad de ser bueno en algo y mejorar. Habitualmente este concepto viene asociado a los artistas que tocan algún instrumento. La gente con esta necesidad utiliza su tiempo libre para mejorar su destreza con el instrumento o en aspectos creativos, o simplemente porque es divertido y por satisfacción. Si hace tres décadas nos hubiesen dicho que alguien ha ideado un modelo de negocio basado en que un grupo de gente técnicamente preparada se uniese para realizar un producto de forma gratuita y desinteresado y que el resultado además se ofreciera sin coste alguno, probablemente le hubiésemos tachado de loco. Es el modelo que sigue el software libre del que han surgido linux, apache o wikipedia por citar algunos ejemplos. Estos proyectos son realizados por gente técnicamente muy especializada, que realiza un trabajo sofisticado especializado similar, para empresas que les ha contratado para realizarlo. La diferencia está en que muchos de ellos utilizan su tiempo libre para continuar desarrollando esa labor sofisticada de forma gratuita y desinteresada en lugar de hacerlo para las empresas que les contratan. Los economistas han descubierto que esta es otra pieza del puzzle que representa la motivación y que se resume en que el individuo persigue la obtención de maestría y hacer una contribución, razón por la cual se une a otros individuos igualmente preparados técnicamente.
  • Propósito (trascendental): es necesario tener un propósito para alcanzar la satisfacción personal. Muchas organizaciones han visto esto y además lo exhiben como reclamo para atraer el talento. La percepción de estas empresas es que son un buen lugar para trabajar y desarrollar la vida profesional. Las nuevas empresas que han florecido estos últimos años utilizan este esquema, como Skype, Apple, Google, etc. En todos los casos, el peligro surge cuando el beneficio prima o deja de estar alineado con el propósito: produce efectos adversos, productos incompletos, mal servicio, etc.

Dicha sesión concluía con algunas observaciones que me parecieron interesantes realizar y que intentaban acercar estas ideas al mundo de la enseñanza. El alumno en los nuevos grados y con las nuevas metodologías docentes, es un elemento activo y no funciona a base de zanahorias y palos, es el protagonista. No conseguiremos que comprenda algo amenazando con llamar al tutor, reprochándole falta de estudio, conocimiento o base, etc. Esto produce tensión, frustración y abandono de las aulas. Los elementos de motivación descritos anteriormente pueden darnos la llave para motivar adecuadamente al alumno y entender la forma correcta de atender a sus expectativas. El dinero como motivador no es aplicable (sería paradójico que el profesor pagase al alumno, aunque no sería descartado por algunos alumnos 😉 ), pero si sustituimos dinero por calificación, podemos establecer una analogía en el comportamiento. Aprobar no implica la satisfacción personal y del mismo modo, suspender no implica que no esté satisfecho. De ahí que los resultados obtenidos para el dinero sean aplicables e incluso que se produzca la misma inversión en las leyes básicas del comportamiento: alumnos con calificaciones que no se corresponden a su nivel de aprendizaje y cuyo resultado es un alumno insatisfecho. El trabajo debe ser guiado, pero se debe dejar que el alumno se ilusione con el trabajo y lo haga suyo, se debe fomentar cierta autonomía en el proceso de aprendizaje para que le resulte satisfactorio. No debe ser repetitivo o rutinario puesto que sólo conseguiremos cumplimiento pero no satisfacción personal. En el caso de los trabajos prácticos, debemos ser especialmente cuidadosos, vigilando que no haya cuestiones repetitivas, que estén parametrizadas de alguna forma a cada alumno, con cierto grado de libertad que fomente su creatividad, deben ser formales y de similar complejidad para que la competencia entre pares sea justa. Trabajar con otros alumnos en un mismo equipo implica utilizar su mismo lenguaje, crear sentimiento de grupo y promueve la participación en el proceso de aprendizaje en común. Lleva a la innovación del profesorado porque cada alumno tiene un nivel diferente y cada año alcanza un nivel de maestría mayor. Además, hay que tener en cuenta el impacto producido por el resto de asignaturas que están siendo cursadas, y que modifican la maestría del alumno que un profesor, de forma aislada, puede percibir en su asignatura. Otro elemento fundamental del proceso de aprendizaje es sin duda hacer ver al alumno la importancia de su trabajo como servicio a la Sociedad. De ahí que impartir una asignatura, implique necesariamente que el foco de la enseñanza no se encuentre en las tecnologías sino en las personas. El por qué y para qué de cada tema o bloque que se desarrolle en una asignatura, deben estar presentes para establecer el marco y pautas del proceso de aprendizaje de esa materia, pero también es necesario un enfoque más trascendental según se ha visto y demostrado anteriormente, si queremos realmente mejorar la satisfacción personal del alumno.

Créditos de las imágenes tomadas del vídeo realizado por Cognitive Media disponible en http://www.youtube.com/watch?v=u6XAPnuFjJc

Hello world! (again)


La verdad es que comenzar es difícil, y no todo es tan fácil como abrir el blog y ponerse a escribir. No hay que perder de vista el objetivo del blog. No se trata de una tribuna desde la que lanzar un mensaje esperando que alguien lo recoja sino de fomentar un diálogo. Es cierto que hay varios tipos de blogs, es decir, los objetivos con los que se abren son muy diferentes, pero en este caso el objetivo es claro: busca la conversación.

Y buscar esa conversación no es tan sencillo, al menos desde el punto de vista técnico. Me he pasado bastante tiempo configurando el blog para que permita comentarios sin registro, monitorización de comentarios y seguidores, y un largo etcétera que convendría comentar y ni siquiera me ha dado tiempo a comentar mucho en la página de entrada del blog y por supuesto no he cambiado “los colores”…

Ya tengo la primera entrada preparada, pero antes de nada, hay que comprobar que todo está en su sitio.

A %d blogueros les gusta esto: