Mide tu influencia online y dime de qué pasta estás hecho


everyone has kloutEsta es la primera entrada del año o la última del anterior, según se mire, porque llevo bastante tiempo intentando publicarla, lo que en cualquier caso conlleva una gran responsabilidad. Hablar de influencia online, reputación y popularidad son cosas muy diferentes. Lo que es absolutamente cierto es que éste va a ser el año donde las redes sociales van a ser realmente sociales y de ahí la importancia de medir correctamente esos valores. Las redes sociales como las conocemos y utilizamos ahora son una mezcla de amigos, extraños, organizaciones, marcas y anotaciones bastante confusa. En su lugar van a ir apareciendo cambios para reflejar online la naturaleza de las relaciones humanas: confianza mutua, identidades conocidas y privacidad e intimidad a la hora de compartir información o contenido. Estas relaciones son interesantes en el mundo de los negocios, ya que el cliente como lo conocemos ha cambiado. Y con ese cambio, el concepto de fidelidad ha cambiado por completo. Las redes sociales, los medios digitales, las métricas y la globalización han revolucionado la forma en que las marcas tratan a los clientes fieles. Y es que el CRM ya no importa, la fidelización sí. Casi todos los artículos sobre este tema hablan de reconocer automáticamente al cliente, de detectar su perfil y de adaptar el diálogo, proposiciones y productos relacionados, así como sus preferencias.

fuentes de influenciaEl nuevo marketing está basado en lo que se denomina social proof, es decir, la influencia positiva creada cuando una persona averigua lo que busca porque otros realicen alguna acción. Esta influencia está motivada por la presunción de que la gente que nos rodea posee más información que nosotros sobre un tema concreto. Desde un punto de vista simplista, aprendemos de las acciones de los demás y éste es un elemento a considerar para estudiar y reforzar el comportamiento de los consumidores. Existen diferentes tipos de influencia y no siempre tienen éxito para todos los objetivos planteados, pero merecen especial atención. Así, podemos hablar de cinco tipos de influencia: la de un experto, la de un famoso, la de un usuario, la que procede de la sabiduría de la multitud y la de tu círculo de amigos. Algunos ejemplos y resultados sobre cada uno de esos tipos de influencia podemos encontrarlos en un artículo publicado recientemente en Techcrunch. La influencia de un experto a través de un blog o revista puede tener un gran valor online para aumentar visitas a websites o propagar anuncios de nuevos modelos y productos. En otros casos, la aparición de un famoso asociado a la marca puede resultar más convincente para los consumidores y si surge de forma espontánea a través de medios online como Twitter o blogs su valor puede ser incalculable. La opinión de usuarios es conocida tanto en el marketing offline como online y condiciona en gran medida la compra de productos o servicios. A veces, el mensaje que alude a una multitud es suficiente para atraer nuestra atención, esa coletilla que hemos oído en más de una ocasión “millones de personas no puede estar equivocadas”, o aquel “elegido por millones de usuarios”, realmente pueden suponer una diferencia a la hora de adquirir un producto. La sabiduría del círculo de amigos es sin duda la aplicación más determinante tanto en términos de efectividad como de alcance por la viralidad con la que puede propagarse por la red. Amigos recomendados por amigos se convierten en los mejores clientes. Consumen el doble, han posibilitado el crecimiento de plataformas de juegos en redes sociales, el lanzamiento rápido de productos, además de realizar contribuciones a blogs y redes específicas donde sus amigos han participado.

Y aquí empiezan los problemas: ¿cómo medir la influencia online? En realidad se trata de la evolución de la monitorización de las conversaciones. Medir el sentimiento es complicado por el contexto demográfico de los implicados. Por un lado es difícil cuantificar en qué medida una acción como hacer un like en Facebook o un retweet en Twitter han motivado o no una decisión final. Por otro lado comparar entre sí los efectos en la influencia online de un like, un retweet, escribir un comentario en un blog o mencionar en una entrada de blog puede resultar una tarea inabordable. Además, hablar sobre un tema no implica una venta necesariamente, aunque sí es cuantificable. Como podemos encontrar en varias referencias, la influencia es contextual y no tiene que ver con los seguidores, hay que examinar la micro escala y dejar de lado la macro escala, el alcance o la amplificación ya que no hay herramientas que verdaderamente midan eso. En general, hay que distinguir influencia y audiencia. Los famosos tienen una gran audiencia pero poco poder para afectar a la toma de decisiones. Por otro lado hay verdaderos expertos en un tema que no cuentan con una gran audiencia pero sí gran influencia. Como lo describió Seth Godin: Small is the New Big. Cuando trabajamos con medios convencionales la practica común es asociar audiencia a influencia ya que no existen muchas herramientas para comprender los fundamentos de la toma de decisiones. Extrapolar esta igualdad a los medios sociales es un error gravísimo ya que las conversaciones online están basadas en la calidad más que en la cantidad.

klout badgesUno de los mayores expertos en reputación online, Oscar del Santo, escribía recientemente una entrada en su blog sobre el auge de los medidores de influencia. En dicha entrada destaca que al contrario de lo que sucede en las campañas de marketing tradicional, los resultados al utilizar medios sociales son acumulativos, por lo que la reputación online y el personal branding son nuevos caminos a tomar sin posibilidad de marcha atrás. Un aspecto no entendido y que es causa común de insatisfacción es que es necesario distinguir influencia offline y online. Al medir la influencia online se trata de medir cómo se dispersa el contenido por las distintas redes sociales, más allá de cuantificar retweets, menciones, +1 o likes. Hay varias alternativas para medir la influencia, según se contemplen métricas mas o menos cercanas al mundo convencional. Peerindex es quizás el más cercano a la realidad y muestra una calificación obtenida a través de métricas como autoridad, resonancia, audiencia o actividad en distintos temas de interés, aunque no utiliza demasiadas redes para recuperar las interacciones. Por otro lado, Kred se basa en la transparencia, ya que además de una fórmula pública para calcular la calificación final en base a la influencia y alcance de un usuario en Twitter (por el momento), es posible consultar todas las operaciones que han dado puntos y permite incluir pruebas de la influencia en el mundo offline enviadas a través de correo electrónico a los desarrolladores de la aplicación. Pero sin duda el que resulta más atractivo y más criticado a la vez es Klout (en inglés informal significa poder o influencia y fonéticamente se escribe klout). Se trata de una herramienta que permite calcular de forma unificada una puntuación sobre la influencia online a través de la actividad de un usuario en varias redes sociales, que incluyen a generalistas como Facebook y Google+, a otras más específicas como LinkedIn, blogging o microblogging como Blogger, WordPress, Tumblr y Twitter, de fotografía como Flicker, Instagram, música y vídeos como last.fm o YouTube y de geolocalización como Foursquare, de la que ya hemos hablado en más de una ocasión. Precisamente de esta red toma algunas de las ideas que lo hacen especialmente atractivo y a la vez criticado: es posible conseguir condecoraciones por determinadas acciones realizadas en Klout, como entrar frecuentemente, conceder crédito (+K) a personas de influencia o crear listas de temas y personas influyentes. Como dice Oscar del Santo estamos empezando a medir influencia y reputación online y es la tendencia a pesar de no ser fiables.

score de KloutPersonalmente Klout me parece una apuesta interesante diferente al resto de indicadores y herramientas. El hecho de que funcione en parte como un juego y lo haga competitivo resulta fundamental para la gente que está empezando o que quiere evaluar si una estrategia online de acercamiento a una comunidad está funcionado o no. Otro de los elementos que lo hacen sumamente atractivo es que proporciona una API para desarrollar extensiones o aplicaciones propias, lo que ha permitido incorporarlo de forma estándar a herramientas como Hootsuite o como plugin en Twitter. Agrupar en un único número la actividad en varias redes sociales es muy atractivo, más si tenemos en cuenta los planes de expansión a otras redes y las que actualmente contempla. Como se ha recalcado en diferentes medios, se trata de una herramienta para buscar influencia online, actividad en la red, es decir, cómo el contenido se dispersa y quién lo hace realmente bien sobre un tema concreto, por lo que independientemente de si lo que mide realmente es la influencia o no, aporta valor. Una de las posibilidades inmediatas que ofrece es la posibilidad de acceder a determinados premios a modo de incentivos, cerrados a un conjunto de usuarios influyentes en un tema concreto y cuya calificación otorgada sea superior a una cantidad. Esto permite dirigir campañas de marketing a un grupo de personas influyentes en el mundo online muy segmentado lo que hace de Klout una utilidad muy atractiva por encima de otras críticas. La mayor parte de dichas criticas se refieren a la falta de transparencia en el cálculo de la calificación final otorgada, la limitación en cuanto al número las redes sociales monitorizadas y fundamentalmente en cuanto a falta de privacidad al aparecer actividad en redes supuestamente configuradas con nivel de privacidad alto y dificultades en darse de baja del programa. Además, Klout realiza recomendaciones para mejorar la puntuación, informando de la actividad y resultados obtenidos por otros usuarios, lo que parecía una invitación a alejarse de usuarios con Klout bajo.

Megan Berry en SXSW presentando Klout al estilo de TexasOtro de los elementos diferenciadores de Klout es cómo se han hecho hueco para ser considerados como ellos mismos dicen “el estándar de influencia”. En la foto de la derecha podemos ver a Megan Berry, Marketing manager de Klout en una fiesta celebrada en Texas como evento de presentación de la herramienta. No es la única ya que como podemos ver en la retrospectiva de su web, durante este año no sólo han desarrollado la herramienta sino toda una cultura/comunidad a su alrededor. En una entrevista realizada a Megan Berry, explicaba qué es influencia para Klout y cómo se medía. De esa entrevista se deduce que si bien no queda claro qué mide realmente, puede utilizarse para comprender como se propaga un mensaje. Klout define influencia como la capacidad de motivar una acción en medios sociales. Esa influencia se compone de tres métricas principales, el alcance real, la amplificación y la red, cuyos valores se miden diariamente en función del número de gente que se influye, cuánto se influye y la influencia de aquellos involucrados por mi acción. A pesar de aportar casos de estudio de marcas que usan Klout e indicar qué significa influencia y cómo está calculada la puntuación final, Klout sigue teniendo sus detractores que argumentan la falta de transparencia en la puntuación, las bajas puntuaciones obtenidas por gente influyente en el mundo real cuya actividad online es nula y la reducción a un número de la influencia, etiquetando a las personas por un número. La crítica más constructiva realizada a Klout es que toma como medida de la influencia la actividad en la red, con independencia de la calidad de dicha actividad. La influencia depende de cuánto converses no de cuanto hables, aunque en Klout eso no se tiene en cuenta de forma directa. En boca de su CEO, Joe Fernández, todo el mundo es experto en algún tema y Klout permite medir esa influencia online. La media es una puntuación de 20, 30 es considerado influyente y a partir de 50 se considera élite en ese tema. Tener una puntuación alta es atractivo por muchos motivos, pero como dice su CEO de forma inmediata para tener acceso a los incentivos (perks). A pesar de que reducir la influencia a un número es peligroso y complicado, esta puntuación es pública y empieza a formar parte de los currículum vitae que se manejan en el entorno online.

matriz de influencia de KloutSin duda las mejores aportaciones que realiza Klout al mundo de la influencia online es que además de agrupar la actividad en distintas redes sociales en un número, nos asigna temas en los que somos influyentes y que podemos modificar y que nos permite crear nuestra propia lista de personas, a modo de círculo de influencia, que pueden recibir u otorgar crédito (+K) sobre los temas elegidos. De esa actividad, además de la puntuación final, se nos situará sobre una matriz de influencia reconociendo así nuestra labor de socialización. Como dice Mark W. Schaefer, autor del libro próximamente a la venta “Return On Influence: The Revolutionary Power of Klout, Social Scoring, and Influence Marketing” tal vez Klout no sea el estándar de la influencia, pero sí hay una cosa que hace bien: medir cómo se mueve el contenido por la red y cómo reacciona la gente ante él. Por tanto, no sólo estamos etiquetados por un número sino por un estilo en nuestra forma de interactuar con los medios online, el cual podemos ver cómo evoluciona de acuerdo a nuestros intereses desde mero observador hacia explorador o aficionado y de estos a especialista o investigador en sus perfiles más extremos. Schaufer indica cómo podemos incrementar nuestra puntuación con siete sencillos pasos: construir una comunidad comprometida con nuestro mensaje, crear contenido interesante para ser compartido, comprometer a la audiencia con el diálogo, ser consistente y no buscar atajos, interactuar con toda la comunidad independientemente de su puntuación, publicar en diferentes redes y por último no darse por vencido si las puntuaciones no son las esperadas. No olvidemos que la monitorización es continua por lo que disponemos de todos los elementos a nuestro alcance para probar distintas estrategias, temas, contenidos y redes para producir el resultado esperado.

El personal branding como ha sido descrito por Dan Schawbel en su libro “Me 2.0: 4 Steps to Building Your Future“, se ha convertido en un elemento imprescindible para fijar la estrategia online y offline de cada uno de nosotros. Como comentaba hace tiempo en una entrada del blog sobre social media aplicado al empleo los departamentos de RRHH consultan en redes sociales profesionales o generalistas buscando información sobre nuestra actividad en la red. No se trata de descartar condidatos sino de incorporar el talento a sus centros de trabajo, por lo que construir una puntuación alta en Klout puede servir para llamar la atención sobre nuestros perfiles a muchas empresas. El acceso a un puesto de trabajo es cada vez es más complicado y las empresas necesitan información de la idoneidad de una persona a una posición que con toda probabilidad será cercana al mundo online. La monitorizacion de candidatos es una práctica cada vez más extendida y los resultados de dicha monitorización según muestra el informe son muy interesantes.

La puntuación de Klout o el estilo de interacción según la matriz de influencia no sólo es interesante para buscar trabajo o seleccionar candidatos, también lo es para acercarnos a los clientes de nuestro producto o servicio. La abundancia de canales hace que sea complicado que nuestro mensaje llegue adecuadamente a los clientes. No basta con estar en las redes sociales, debemos comunicar eficazmente. Necesitamos conocer el producto y las personas a las que dirigimos el mensaje, de esa forma conseguiremos emocionar e influir al cliente. Sólo a través de estos dos objetivos es como entregamos a nuestros consumidores la verdadera personalidad de nuestra marca y los valores que la definen. De nuevo Klout puede ser de utilidad no tanto por la puntuación sino por el estilo de interacción online asignado. Ese estilo nos define en nuestra forma de participar en las redes y puede servir para enfocar el mensaje en la forma que sepamos que más influye a cada uno.

Lecciones no aprendidas del siglo XXI: crisis = peligro + oportunidad


Con esta entrada doy comienzo a una serie de publicaciones que intentaré desarrollar a lo largo del tiempo. Se trata de una colección de reflexiones sobre la forma de enfrentarnos a diferentes problemas empleando algunas leyes o metodologías cuya utilización ha sido desaconsejada o calificada de inútil en el pasado pero que a pesar de ello, seguimos aplicando insistentemente en este siglo. Básicamente se trata de negar la validez del principio de universalidad, es decir, la aplicación en serie de soluciones a diferentes problemas como si del mismo se tratase, obviando los cambios en el tiempo, en las personas o en la escala del problema. En general, tratar de resolver problemas locales cuando de alguna forma se ve involucrado internet ignorando la escala de la web, es garantía de fracaso. Algunos de esos temas tienen que ver con las metodologías ágiles en el desarrollo de software y la importancia del manifiesto ágil, el manifiesto cluetrain como forma de entender los mercados, las organizaciones y la relación con las personas y por último, otras reflexiones sobre la educación y la forma de enfrentarnos al proceso de enseñanza-aprendizaje.

Estas “lecciones” surgen de una charla que me ofrecieron dar con motivo del Xº Aniversario de la Escuela Politécnica Superior que celebramos el pasado mes de octubre. Aprovechando ese acto intenté hacer balance positivo de esos diez intensos años sin dejar que la actual perspectiva económica, caracterizada por la crisis que arrastramos desde el 2008 marcase el día de celebración, preparé la charla en torno al título de la entrada: “Lecciones no aprendidas del siglo XXI: crisis = peligro + oportunidad”.

kanji de crisisSiempre me ha interesado la cultura asiática, en especial la japonesa, y mi experiencia profesional con la gestión documental me llevó a estudiar y disfrutar de formatos y codificaciones de caracteres. Cuando me encontré por casualidad un artículo que hablaba que en el kanji japonés crisis estaba compuesto de los ideogramas de peligro y oportunidad me pareció sumamente gratificante e inspirador, por lo que decidí darle una vuelta y continué con mi investigación. Lamentablemente, me encontré con otra entrada que explicaba que se trataba de un tremendo error y una confusión y que esa coincidencia era puramente casual. En pinyin han, el intento de occidentalización del chino tradicional, es decir, de forma simplista escribir chino con caracteres occidentales, la palabra crisis se escribe wei ji, mientras que para representar peligro se utilizan dos ideogramas que se escriben wei xian y para oportunidad serían ji huay. Evidentemente se trata de dos palabras diferentes, pero dado que crisis (wei ji) toma prestado la primera parte de cada palabra, es normal que se cometa ese error. Es decir, que crisis no es la suma de peligro y de oportunidad. Adiós a mi metáfora e inspiración para la charla :(.

búsqueda en Google de "crisis = peligro + oportunidad"Aún así, no me di por satisfecho e intenté buscar el alcance de la confusión. Una búsqueda rápida en Google me ofreció más de 7 300 000 entradas con el título “crisis = peligro + oportunidad” que incluyese menciones de las tres palabras. Muchas me parecen, pero aún así las di por buenas y me hizo reflexionar en otra idea: cómo internet nos puede ayudar o confundir y cómo los grandes números afectan a los porcentajes. Imaginemos que tan sólo el 0.1% de dichas entradas contienen el título que busco y que el resto es ruido y no se refieren a la idea inicial. Eso serían más de 7000 enlaces con esa idea equivocada. Y esto sólo en español, no quiero pensar en otros idiomas (x200). Así que decidí hablar de internet, de grandes números y de concepciones equivocadas :).

Recientemente he vuelto a las aulas para formarme, sobre todo intentando adquirir conocimientos en el ámbito de la Comunicación y el Marketing. En una de las asignaturas Ignacio Somalo, experto en marketing online y comunicación digital, nos presentaba algunas de las ideas que he mencionado anteriormente sobre la nueva economía del conocimiento y cómo internet ha revolucionado varios sectores de la industria de la comunicación o la forma de acercarnos a los consumidores.

The Long TailUna de las ideas que podríamos considerar lección no aprendida es la aplicación del Principio de Pareto en muchos ámbitos, no sólo en política o economía, sino  en el desarrollo de software, control de calidad, análisis del tráfico de red y muchos más, ignorando las reflexiones de Chris Anderson sobre lo que él llamó en el año 2004 la economía de la larga cola. Vilfredo Pareto a comienzos del siglo XX (1906) enunció su famoso principio o regla del 80-20: “Observó que la gente en su sociedad se dividía naturalmente entre los «pocos de mucho» y los «muchos de poco»; se establecían así dos grupos de proporciones 80-20 tales que el grupo minoritario, formado por un 20% de población, ostentaba el 80% de algo y el grupo mayoritario, formado por un 80% de población, el 20% de ese mismo algo.”. Así, según la teoría de Chris Anderson en la curva de distribuciones de Pareto existen dos mercados. El mercado de masas que está basado en las ventas del 20% de los productos que generarán el 80% de las ventas según el principio de Pareto y que se corresponde con la cabeza de la distribución, y el nicho de mercados también denominado larga cola, basado en la acumulación de pequeñas ventas de muchos productos, que se corresponde con la parte baja de la distribución. Chis Anderson lo describe en un libro como “selling less of more” y se justifica en un entorno como internet en el que los costes de distribución de contenidos digitales se reducen drásticamente, la reducción de intermediarios es evidente y la escala de internet es suficientemente grande como para rentabilizar esas pequeñas ventas.

Para reforzar su teoría, Anderson describe las tres fuerzas de la teoría de la larga cola, que tienen que ver con la democratización de la producción, de la distribución (agregadores, comparadores), y la opinión del consumidor para conectar oferta con demanda. El acceso a la tecnología desde el hogar hace que surja un nuevo elemento no contemplado en las estáticas leyes del mundo económico no virtual y que eran inimaginables para Pareto hace 100 años, aparece la figura del prosumidor: personas que viven conectadas, que consumen y producen contenidos simultáneamente, que recomiendan convirtiéndose en líderes de opinión, que se agrupan, que establecen comunidades, y mucho más. Anderson estudia el mercado del ocio y su transformación hacia contenidos virtuales disponibles online. Habla de portales y tiendas de música como Raphsody o iTunes y de cómo  internet tiene un efecto de desintermediación y pone en contacto directo a productores y consumidores. Además, realiza la comparación de una tienda física como Walmart y otras online, aportando cifras y datos de tres sectores diferentes: música, películas, libros. En esa economía de la larga cola, pequeñas ventas acumuladas justifican disponer de catálogos con un elevado número de referencias, nada comparable a las existentes en una tienda física. Los datos de ventas podemos encontrarlos en Raphsody en su artículo aunque existen otros similares más recientes sobre iTunes, donde el 24% de las referencias sólo vendió 1 copia y el  91% menos de 100…

temas de estudio conjunto por las web sciencesContinuaba mi charla hablando de cómo los estudios de la web no deben hacerse por tanto desde una perspectiva técnica exclusivamente y que una mirada más amplia, podría hacernos ver las relaciones con otros sectores y cómo todos ellos se ven influenciados positivamente. Muchas observaciones locales en unos sectores pueden desembocar en progreso para otros si se estudian de forma conjunta. El estudio de las web sciences como define y avanza el propio Tim Berners-Lee resulta innovador al incluir el estudio de ciencias más sociales formalmente junto a disciplinas más técnicas. Esto es interesante además desde el punto de vista de la inclusión de nuevos grados o titulaciones para formar a los profesionales del futuro absolutamente inmersos en internet en su día a día.

temas de estudio de computer science vs web scinceEn este marco de las web sciences, las métricas, el foco o los temas de estudio son muy diferentes a los de los estudios tradicionales de ciencias de la computación. El foco está en las personas y su forma de relacionarse, lo que resta validez a principios como el de Pareto y se refuerza ante ideas como las que propone el manifiesto ágil o el manifiesto cluetrain al alinearse en torno a esta nueva ciencia. Nuevas tendencias como la computación en la nube no son más que producto de la evolución natural de la web e internet si se analizan desde el prisma social de esta nueva ciencia. La generación y consumo de contenidos y servicios  evoluciona hacia la cooperación o el desarrollo de aplicaciones como agregación de servicios en red.

Twitter, Twitter, little star, how I wonder what you are


twitter typoDesde un tiempo atrás me he visto envuelto en una vorágine de cambios y como no tengo mucho tiempo para madurar mis ideas y acciones, mezclo todo, tal vez sea ese el motivo del título de esta entrada. Llevo unas semanas dándole vueltas a Twitter, a su interés como usuario, a las formas de explotación como negocio, a su reciente aparición integrada en el iPhone, lo que unido a la paternidad ha creado mayor confusión todavía. De hecho no se porqué, que cada vez que el enano ve este vídeo me pongo a pensar en twitter :S

No soy el único que tiene estas inquietudes, ya que recientemente he podido constatar  que twitter es una de esas redes sociales que no sabemos catalogar bien o que puede causar frustración en los usuarios. Este era mi caso hace dos años, aunque reconozco que ahora me tiene fascinado en todos los sentidos, tal vez sea por los nuevos compañeros de viaje 😉.

mars phoenix ice tweetSe ha utilizado para comunicar grandes noticias y realizar el seguimiento de los equipos de emergencia en desastres naturales, atentados, la retransmisión de eventos y conferencias, y en general todo lo que imaginemos, no sólo profesionalmente sino también en el ámbito doméstico y científico, puesto que de forma simple permite a cualquier usuario comunicar un mensaje y participar en una conversación. Hay otros usos más complejos que de alguna forma nos sugieren que esta red de microblogging difiere mucho de publicar mensajes en un muro. Tenemos el caso de un coche que twitteaba su estado ánimico, es decir, el de su marcha en función de su consumo, velocidad, paradas, y otra información recogida a través de sensores existentes en los vehículos. Fue utilizado por la empresa Ford como estrategia para presentar el nuevo modelo de utilitario. Básicamente era un experimento para demostrar que los interfaces humanos necesarios para escribir texto, no son necesarios, y que pueden construirse otros más simples basados una combinación de pantallas táctiles, sensores del automóvil y geolocalización. Así, se desarrollaron varias aplicaciones para interactuar con los coches twitteadores: blog automático del estado de la marcha, localización y check-in basada en Foursquare cada vez que el coche hacía una parada y una especie de juego en el que varios coches competían para llevar a puntos de interés con el menor consumo, menor tiempo, etc.

titulares del informe twitter engage de IZO España de 2011Los datos de utilización de twitter por marcas y empresas en España y en varios países de lationamérica han sido recogidos y analizados en el informe de twitter engage para España o Venezuela y Colombia. Se han recogido datos de 75 empresas y analizado durante un periodo de tiempo su actividad en twitter así como la de sus usuarios. Naturalmente llama la atención cómo están usando este canal, ya que difiere mucho del uso que se espera de la conversación entre dos personas y cuyo resumen puede verse en la imagen de la derecha. Es posible descargarse el informe del año pasado y otros estudios más completos así como una infografía muy interesante de la web de IZO.

Los sectores más y menos participativos, utilización de la funcionalidad del sistema (tweets, replies, retweets, …), contenido de los tweets, número de seguidores, a quién siguen y otros elementos que nos demuestran que las empresas están ahí aunque no ejecutan correctamente su estrategia en este medio cuya característica principal es el tiempo real. No son conscientes de las ventajas que puede ofrecer este medio para garantizar el compromiso de los clientes y que se conviertan en fans y embajadores de nuestra marca, y utilizan twitter para promocionar sus productos sin fomentar la conversación, elemento indispensable para el compromiso de los clientes. Esto no es exclusivo de España, existen estudios similares realizados en otros países e incluso sectoriales, como el que se realizó en Estados Unidos para analizar el uso de Twitter por 13 grandes compañías de comunicación, con idénticos resultados.

Utilizar twitter como cualquier otro elemento de social media, implica seguir al menos unas reglas básicas que permitan la socialización: reciprocidad, seguir un modelo social, ser atractivo para los demás, mostrar autoridad, acotar promociones en número y plazos, y por último, el compromiso y constancia. Lo que me ha llevado nuevamente a escribir esta entrada ;-).

Créditos de imagen y descarga como fondo de escritorio: nishad2m8 http://nishad2m8.deviantart.com/

Por qué estar en Foursquare (III)


fousquare developerPara finalizar esta entrega en tres partes sobre Foursquare, me gustaría desarrollar algunas ideas que hacen interesante apostar por esta red social no sólo para su utilización como usuario, o como marca o responsable de negocio con presencia en forma de brand page, sino como plataforma de desarrollo. De forma simplista, desde el punto de vista de un desarrollador contar con una plataforma capaz de gestionar millones de entidades y miles de acciones por segundo es una oportunidad única que no podemos desaprovechar, dado que el futuro y la implicación de social media nos lleva por ese camino. La posibilidad de integrar tecnologías de creciente interés como realidad aumentada (RA), NFC, lo hacen en sí mismo tecnológicamente atractivo.

Hay otras razones más interesantes que como siempre tienen que ver con el lado humano de la empresa y que hacen que nos fijemos detenidamente en ella y veamos el valor real que tiene. En este caso con la experiencia de Dennis Crowley como fundador de Foursquare. Foursquare es el segundo intento de Crowley de lanzar un servicio que comenzó en el año 2000 junto a su compañero de estudios Alex Rainert con Dodgeball y que fué adquirido por Google en el año 2005. Lo cierto es que las cosas no salieron como ellos pensaban y lo que comenzó como un proyecto vibrante y social, se transformó en una bola arrastrada por un gigante de la informática. Ese proyecto finalizó en enero del año 2009, y se transformó en un producto, uno más, ofrecido por google denominado Google Latitude. Ambos, decepcionados, decidieron tiempo atrás salir de Google y continuar con su carrera profesional en empresas más cercanas a sus intereses personales.

En cualquier caso, la experiencia no fue tan mala y con algo de madurez más tarde, el propio Dennis cuenta en un vídeo las diferencias fundamentales entre Dodgeball y Foursquare ahora resurgido inicialmente gracias a iPhone de Apple. Mi opinión es que a la hora de desarrollar Foursquare han pensado en los desarrolladores para que no se sientan defraudados como les pasó a ellos, por lo que a pesar de ser una herramienta de socialización, también está pensada para facilitar el trabajos los desarrolladores y su acercamiento a la explotación del negocio. De hecho esto se observa inmediatamente al entrar en la zona de desarrolladores que cuenta con un documentación detallada de las API, blog, foros y una galería de aplicaciones. Los foros son muy activos, tanto que han pasado de Google Groups a StackOverflow debido a la gran actividad y tamaño de usuarios activos quedando relegado el foro de Google exclusivamente para anuncios de lanzamientos y correcciones del código. El blog por el contrario está un poco inactivo, debe de ser complicado detenerse a escribir con la cabeza hirviendo por los resultados del proyecto ;-). En cualquier caso hay entradas relativas a tecnología, estadísticas en la evolución del servicio, desarrollo de motores de búsqueda propios, y otras entradas relativas a seminarios y charlas sobre Foursquare en eventos de emprendedores o tecnológicos (SXSW del cual provienen entre otros Twitter).

Compartir en FoursquareLa web de Foursquare para desarrolladores es la puerta de entrada a todo el universo de documentación, galería de aplicaciones, foros, blog y mucho más. Está centrada en la documentación de la API para acceder a Foursquare desde cualquier otra aplicación, la API de lugares que ofrece acceso independiente a puntos de interés e información relacionada desde nuestra aplicación para realizar búsquedas o sugerencias e incluso publicar comentarios o subir fotos de una forma sencilla, y la API para comerciantes, que ofrece acceso a campañas, estadísticas y mucho más incluyendo acceso a tiempo real a lo que ocurre dentro de la red. No pensemos en desarrollos técnicos complejos, a veces esa complejidad se ha reducido a poner un botón con el enlace a nuestro negocio, y eso es tan simple o más que compartir un enlace en Facebook o pulsar en “Me gusta”.

La gran actividad y volumen de ejemplos que es posible encontrar en la web, además de la galería de aplicaciones lo hacen sumamente atractivo para cualquier desarrollador. Abundan las aplicaciones gastronómicas o de bares de copas, quizás como herencia del propio difunto proyecto Dodgeball, recomendaciones de museos, pero poco a poco se ha transformado en un hervidero de aplicaciones más cercanas a la cooperación social donde podemos ver locales con el aforo real, la música que se pincha en ese momento, y muchas más.

Para concluir me gustaría resumir algunas razones que como desarrollador pueden hacer que te decidas a tomar en serio este proyecto:

  • Muchas veces nos encontramos con una idea que resuelve un problema cuya escala y complejidad de la infraestructura necesaria es tan grande que queda olvidada. La infraestructura y API proporcionada por Foursquare hace que de nuevo esa idea sea atractiva y los objetivos estén a nuestro alcance.
  •  Otras veces sencillamente no contamos con los conocimientos técnicos suficientes, ya que si bien nuestro área de conocimiento resulta innovador y aplicable, la tecnología nos supone un salto insuperable. Las APIs puestas a nuestra disposición únicamente exigen conocimientos medios sobre programación web.
  • La revolución de internet afecta a todos los sectores, no sólo los tecnológicos, y Foursquare es una prueba de ello: negocios geolocalizados y la opinión de los usuarios asociada a esas localizaciones. Desarrollar aplicaciones integradas con los sistemas de información de las empresas, o en menor medida el posicionamiento de pequeños negocios puede ser una profesión con futuro, ya que las empresas no pueden asumir desarrollos en tecnologías que desconocen o no cuentan con la infraestructura ni personal adecuados para estar atentos a los cambios y aparición de nuevos canales de comunicación.

ACTUALIZACIÓN (30-11-2011): Foursquare acaba de actualizar la web de desarrolladores http://techcrunch.com/2011/11/30/foursquare-launches-redesigned-developer-website/

La realidad aumentada (RA) no es un juguete, pero ahora juega en Social Media


Ciudad y Realidad Aumentada RASin lugar a dudas la tecnología que nos deja con la boca abierta es la realidad aumentada, RA, sobre todo si lo único que conocemos son los vídeos de usuarios pilotando un “helicóptero parrot” desde un iPhone o un iPad (también disponible recientemente en Android 🙂 ), mientras observamos como aparecen enemigos que nos disparan y mucho más. Eso sí, un juego caro y aparentemente inútil. Por supuesto la RA tiene otras utilidades, ya que permite la superposición de información sobre el mundo físico real: información sobre salas u obras de arte en museos, estaciones de metro, parkings, etc., todo en movimiento a tiempo real, interactivo y en tres dimensiones.

Poco a poco, esta tecnología se ha ido metiendo en campañas de marketing y promociones. Una de las marcas por excelencia Starbucks, comenzó a utilizar esta tecnología es sus vasos de papel como reclamo para la campaña de Navidad en Estados Unidos y Canadá recientemente. Al enfocar con nuestro terminal móvil desde una aplicación especialmente diseñada a los vasos, sacos de café y otros elementos de merchandising que podemos encontrar en los establecimientos, aparecen cinco animaciones diferentes con las que es posible interactuar y que podemos capturar en una foto y compartir con nuestros amigos. Este es un ejemplo simple, otras similares así como el nombre de la empresa desarrolladora y más campañas aparecen en esta entrada.

Otro gran ejemplo consiste en la elaboración de todo un catálogo de productos en 3D. Es lo que ha hecho un grupo de comercio británico denominado Tesco. Es curioso cómo ha evolucionado este grupo desde 1919 como una mercería cualquiera londinense hasta su despliegue global con presencia internacional en varios continentes y una estrategia online basada en crear valor a todos los elementos de su comunidad. Gracias a su aplicación de RA, podemos ver el producto que vamos a adquirir desde todos los ángulos y ayudarnos a definir la compra con mayor seguridad.

Quizás un poco alejado del campo de los retailers y más ambiciosa, se encuentra la propuesta de una empresa denominada Metaio, desarrolladores entre otros avances de un navegador de RA para móviles denominado Junaio. Por supuesto, permite ver información relativa a un CD al enfocar nuestro terminal a la carátula, ver recomendaciones de otros compradores de ese CD y más, lo que es similar a tener amazon en nuestro terminal, pero lo más interesante es la aplicación de ciudad aumentada que proponen. Gracias a la incorporación de la RA a una ciudad es posible ver la arquitectura viva. Anuncios en fachadas y postes publicitarios que no existen, información de tráfico a tiempo real, conviviendo en la escala de la ciudad, no la de una graciosa y banal animación sobre un cartoncito con un código QR.

http://www.crowdoptic.com/Si la propuesta anterior permitirá un despegue y salto tecnológico en hardware y software sobre RA, la propuesta de CrowdOptic lo hace en el ámbito social. Esta empresa posee la tecnología para monitorizar dónde está foco de los usuarios y su comportamiento durante un evento. Si estás viendo un partido de tenis, fútbol, etc, enfocar con el terminal a un jugador te permite obtener información y estadísticas de ese jugador. Durante el partido se monitorizan esos focos y permiten saber dónde estaba el foco de atención de la masa durante el evento en cada instante. Imaginaos el potencial que tiene esa monitorización en el marketing online. Como usuarios podemos interactuar con esa realidad y nuestra comunidad para compartir fotos del evento, emitir votos, valorar productos, y un largo etcétera que como tecnología en un medio social no ha sido probada y está aún por explotar. La RA no es un juguete, es una realidad.

A %d blogueros les gusta esto: