Hello world! (again)


La verdad es que comenzar es difícil, y no todo es tan fácil como abrir el blog y ponerse a escribir. No hay que perder de vista el objetivo del blog. No se trata de una tribuna desde la que lanzar un mensaje esperando que alguien lo recoja sino de fomentar un diálogo. Es cierto que hay varios tipos de blogs, es decir, los objetivos con los que se abren son muy diferentes, pero en este caso el objetivo es claro: busca la conversación.

Y buscar esa conversación no es tan sencillo, al menos desde el punto de vista técnico. Me he pasado bastante tiempo configurando el blog para que permita comentarios sin registro, monitorización de comentarios y seguidores, y un largo etcétera que convendría comentar y ni siquiera me ha dado tiempo a comentar mucho en la página de entrada del blog y por supuesto no he cambiado “los colores”…

Ya tengo la primera entrada preparada, pero antes de nada, hay que comprobar que todo está en su sitio.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: