La web está muerta, llega la era de las internet-apps


George Colony (Forrester) en LeWeb 2011La semana pasada se ha celebrado en París la conferencia Le Web donde se debate el futuro de la web y todo lo que le rodea, desde redes sociales y movilidad a la creación de empresas y aplicaciones. Es común encontrarse entre los invitados a CEOs de las grandes empresas de internet (Google, Facebook, Microsoft) indicando sus futuros planes junto a desarrolladores de redes sociales o aplicaciones de éxito (Instagram, Flipboard, …) contando sus experiencias o avances en la tecnología. También es común encontrarse con la presencia de directivos de empresas analistas del sector como por ejemplo Forrester Research. Curiosamente hace unos días a raíz de la intervención de George Colony, CEO de Forrester, comenzaron a circular diversos artículos por la red en las que se pronosticaba la muerte de la web y el comienzo de una nueva era basada en el desarrollo de aplicaciones para la web y dispositivos móviles. Lo cierto es que más o menos han pasado desapercibidos excepto para algunas personas que han visto esa afirmación algo desproporcionada y fuera de lugar.

En su ponencia que podemos ver en vídeo aquí y cuya presentación se encuentra aquí, George Colony habla de un futuro en el que veremos el desarrollo de aplicaciones como centro del negocio de internet impulsado por la burbuja social en la que estamos viviendo. En ella los usuarios comenzarán a desechar las aplicaciones que les consumen tiempo (gaming apps) y no les aportan nada, como le ocurre a Foursquare, en favor de aplicaciones más eficientes, rápidas y valiosas. Para justificar su análisis argumenta que la arquitectura de la web es obsoleta y que el incremento de la capacidad de cómputo vivido en la última década no ha tenido un reflejo en el modelo operacional de la web. A partir de esta afirmación comenzó el debate en la red donde algunos artículos aprovechaban la ponencia para vaticinar el futuro de las grandes marcas. Es curioso como habla de los avances de Amazon en la línea de las internet-apps por su desarrollo de Amazon Silk, el navegador incluido en las tablet Kindle Fire, o incluso para confirmar el regreso de Microsoft a escena del sector de la tecnología en detrimento de los que han abrazado el HTML para el desarrollo de su negocio; como Apple, Facebook o Google.

gráfico de utilización de protocolos en internet en las dos últimas décadasEsta idea de la muerte de la Web no es nueva. Otro de los autores de los que he hablado anteriormente en lecciones no aprendidas del siglo XXI: crisis = peligro + oportunidad es Chris Anderson, entre otras muchas cosas editor de la revista Wired. Hace año y medio aproximadamente Anderson escribía una entrada en su revista indicando el retroceso que ha experimentado la web en base a la utilización de los protocolos de comunicación que se utilizan en internet en Estados Unidos, de acuerdo al análisis que realizó Cisco Systems; incluso hay otra similar en el año 1997. En su día hubo bastantes réplicas, algunas de ellas desafiando la validez del gráfico presentado tras el análisis y otras cuestionando el análisis en sí. Por un lado, que del gráfico se desprenda que el tráfico web de 2010 sea similar al que había en el año 1995 es ridículo, por lo que el resto del gráfico es cuando menos cuestionable. Por otro lado, la mayor parte de las plataformas de audio y video suelen utilizar una base HTML/web para la interacción con los usuarios que suben el contenido o lo enriquecen a través de comentarios, ratings, etc. El sentido del artículo de Chris Anderson es similar a la ponencia de George Colony de la semana pasada: la aparición de un fructífero negocio basado en el desarrollo de aplicaciones para consumir información (texto, audio, video) como soporte de los nuevos dispositivos tablet o smartphones.

The web is deadComo decía antes, ha habido varias reacciones sobre esas afirmaciones de los pesos pesados de la web, cuyas  aportaciones son similares y van en la misma línea. Uno de ellos, es Dave Winer, del que hablaba recientemente en la entrada sobre lecciones no aprendidas del siglo XXI: Keep it simple, Stupid!. Según él la web tiene que ver con establecer enlaces, es lo que la da poder y lo que garantiza su existencia por encima de visiones más o menos innovadoras. Además, ese mensaje utiliza palabras interesadas para que gente para la que la web representa una amenaza, se sienta a gusto. Se refiere en parte al mundo de la prensa escrita y de los grandes grupos de comunicación. Critica la nueva realidad conformada por ciertas organizaciones que han visto en dispositivos como iPads o tablets la salida a su crisis y nueva forma de negocio, desarrollando aplicaciones específicas para leer lo que de la misma forma se leía en la web. Este camino lo ha tomado The New York Times y se empieza a observar en otros medios como la propia revista Wired o The Guardian. Es absurda esa forma de leer noticias en las que entre noticia y noticia o enlace y enlace aparece una publicidad a toda pantalla en medio del salto a la nueva información que no aporta nada nuevo salvo distracción en la lectura. Advierte que el usuario medio se cansará y abandonará ese medio. Quizás, la afirmación de que el que posea el medio controla el negocio (y que le funcionó a Apple para el iPod con el iTunes) haya sido malentendida para con la web. Aclara que se trata de ese tipo de aplicaciones que no aportan nada, incluso compara lectores agregadores como Flipboard del que hablé hace poco o de Google Currents. Nada que ver uno y otro y nada que ver con lo que Winer critica de las aplicaciones. La visión de aplicaciones como silos de información sólo accesibles desde dispositivos y no enlazada entre sí no se sostiene. La visión de un lector como agregador que permita la interacción de forma transparente es otra garantía de éxito, ya que mejora la experiencia de usuario en cada dispositivo. Un caso interesante es el de Fotopedia, que intentó revolucionar los álbumes de fotos lanzando una aplicación para iPad y que acabó lanzando un website en HTML5 incluso mejor que la presentación de la plataforma en Flipboard. Hay un hecho innegable sobre si el futuro está o no en las aplicaciones, después de usar las aplicaciones por un tiempo, siempre hay alguna necesidad que haga que  siempre volvamos a la web. De las más de 250 aplicaciones que he instalado alguna vez en mi iPhone, sólo utilizo unas 20 y curiosamente entre las desechadas están algunas de Google y esa de la Fotopedia. Sin embargo, desde Flipboard no he encontrado excusa para no volver a deleitarme con la lectura de los comentarios y descripciones y visionado de las fotos.

No se trata del contenido, sino de la comunidad alrededor de ese contenido. Tan importante es el contenido como la comunidad que lo forma. Eso exige cuidar tanto de uno como de otro y hay grandes ejemplos sobre esta implicación, lo que nos lleva a la existencia de personas que actúen como responsables del contenido y como responsables de la comunidad. Existen grandes aplicaciones que no cuentan con una comunidad detrás y eso lleva a la frustración de los desarrolladores que no entienden cómo es posible que su plataforma no tenga el éxito que se merece. Joel Spolsky cofundador de una empresa de desarrollo fantástica Fog Creek Software y de Stack Overflow, habla sobre este tema en su blog, Joel On Software. Esto implica que los desarrolladores deben promocionar su actividad hacia una comunidad, de forma que las aplicaciones que desarrollan provoquen una emoción o sentimiento que lleva a la aceptación por esa comunidad y que actúa de catalizador del éxito. Esto nos lleva a otra discusión que dejo para más adelante, es decir, cómo gestionar equipos de trabajo cuando las tareas se deben repartir entre programación, promoción, soporte, formación y mucho más. Como adelanto hace unos días leía un artículo sobre las nuevas métricas que deben aplicarse en la gestión de equipos de trabajo. En él se argumenta la necesidad de dejar un espacio de tiempo sin distracciones a elección de cada miembro del equipo necesario para la concentración, fomentar los retos objetivos, calificar las reuniones para limitarlas al máximo, valorar el aprendizaje y maestría sobre un tema y construir un ambiente positivo (relación buen rollo mal rollo 5:1).

Créditos de imágenes a Wired http://www.wired.com/magazine/2010/08/ff_webrip/ y memeburn  http://memeburn.com/2011/12/so-the-web-will-die-but-what-exactly-will-it-be-replaced-by-leweb/

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: