Innovación en la educación: espacios, tecnologías y medios sociales


storify en el aulaMi anterior entrada sobre Innovación, motivación y formación en tecnologías de la información y las comunicaciones resulta incompleta sin ofrecer algunas ideas que resulten válidas para concluir los objetivos que plantearon mis reflexiones. Uno de los objetivos del proceso enseñanza-aprendizaje es ceder protagonismo al alumno para lo cual debemos plantearnos realizar algunos cambios. Fundamentalmente es necesaria la innovación en tres aspectos: adaptar los espacios físicos destinados a la enseñanza, incluir asignaturas relacionadas con tecnologías de la información y comunicaciones en los programas formativos y por último y no menos importante, utilizar medios sociales para integrar a las personas que forman parte del proceso en una comunidad.

En mayo de este año tuve noticias de la primera conferencia sobre innovación educativa para la Universidad 2.0, celebrada en Santiago de Compostela, que trataba de poner en evidencia la utilización de redes sociales y tecnologías de la información y las comunicaciones por los alumnos y docentes, pero que sin embargo estaban en su mayoría ausentes de las políticas de gobierno de las organizaciones. En torno a esa conferencia Carlos López Ardao cuenta en su blog algunas motivaciones y obstáculos para incorporar el aprendizaje informal en el aula. Destaca como el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) exige la presencia de plataformas educativas online y salas informáticas para el trabajo en grupo que convivan con las aulas físicas tradicionales. Además, como destaca en sus motivaciones, las cuales  comparto, se trata de una demanda compartida tanto por alumnos como por profesores. Por otro lado el principal obstáculo se centra en la inercia de algunos profesores y autoridades académicas que se resisten a los cambios tecnológicos. Otro obstáculo es la pobre experiencia en el ámbito de las relaciones sociales que aportan las actuales plataformas educativas virtuales pero que son fundamentales para el proceso formativo.

Los cambios en los espacios físicos han sido estudiados desde todos los ámbitos y escalas para adaptarse a los nuevos planes de estudio y cambios sociales, desde el diseño de los campus y edificios, a las aulas y espacios comunes. Resulta curioso ver la evolución de los colegios mayores de las universidades americanas a lo largo del tiempo. Desde una orientación a la más absoluta concentración, a la integración de equipos de trabajo, para fusionar finalmente el ocio y deporte como hábitos de vida comunes al estudio.

espacio físico de trabajoLa mera inclusión de mobiliario móvil en lugar de estático, utilizar múltiples pizarras y elementos de proyección y otras ayudas similares para no presentar al profesor como elemento enfrentado con los alumnos, sino como guía del proceso son bienvenidas. Algunas de estas ideas son comunes a los nuevos entornos de trabajo óptimos para el desarrollo de software y la gestión de proyectos utilizando metodologías ágiles como Scrum. La distribución básica podría tener dos zonas diferenciadas separadas por un tercer área concentrada de puestos de trabajo. Desde este área es posible atender a las explicaciones de ambos lados y sobre todo permite de forma simple el acceso visual al avance completo de los proyectos y de las tareas definidas que se presentan en el corcho o la pizarra. El objetivo es trabajar en un espacio que fomente el debate, la conversación y la complicidad de todos los agentes que participan en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

espacio físico transformado para una clase tradicionalCada zona a su vez consta de una mesa de trabajo para reuniones y sillas que permiten la transformación del espacio y su conversión en aula improvisada para un seminario, o apilado para ganar espacio en una reunión de retrospectiva del trabajo de la jornada. En el caso habitual de disciplinas técnicas es posible trabajar de dos en dos en cada puesto e incluso establecer reuniones de planificación por separado o impartir un pequeño seminario improvisado mientras otro grupo continúa en los puestos de trabajo o realiza una exposición planificada al otro lado de la sala mostrando la versatilidad de la solución.

configuraciones del wsrl para mostrar su versatilidadCon esta idea en mente de espacio físico para fomentar la conversación se configuró en la Escuela Politécnica Superior un aula que permitiera el trabajo, el estudio y el debate. La ventaja de trabajar con tecnologías multimedia y wireless es que permite configurar una disposición ágil y dinámica de los grupos de trabajo y modelar el espacio del Web Sciences Research Lab (WSRL). Gracias a estas tecnologías, es posible que accedan no sólo los miembros de los equipos de trabajo, sino invitados o alumnos externos para ver el funcionamiento del laboratorio, comprobar el progreso de un proyecto o recibir un seminario sin entorpecer el trabajo de los integrantes de los equipos de desarrollo o de investigación.

La distribución del espacio convertible con mobiliario ligero permite disponer de distintos espacios para el trabajo simultáneo en proyectos, desarrollar una formación planificada, constituir un espacio para la reflexión y la innovación y adicionalmente, posibilita la incorporación de un número variable de individuos o proyectos a dicho espacio, sin producir interferencias con el trabajo diario planificado.

pizarra y educaciónEl segundo punto de esta entrada trata de destacar la utilización de tecnologías en el aula como elemento innovador en la educación. Por supuesto hablamos de ordenadores, proyectores o de software y plataformas de trabajo cooperativo. Además, los dispositivos móviles pueden jugar una baza importante en el desarrollo de las clases por la facilidad de uso y por su característica de movilidad que trasciende al espacio físico del aula. Además, los dispositivos móviles habitualmente utilizados para el uso personal pueden servir de elemento integrador de la comunidad siempre conectada. Esta visión de la tecnología no es propia de enseñanzas técnicas sino que es recomendable en cualquier disciplina, no sólo de estudios universitarios sino en la educación obligatoria. Es práctica común pervertir el uso de tecnologías en el aula y al margen de encontrarnos con pizarras electrónicas y campus virtuales de dudosa utilidad, no existe una planificación ni una metodología aplicable. La sustitución de la pizarra y tiza tradicionales por pizarras electrónicas no garantiza el éxito sin ellas. Es curioso como en este sentido hay detractores hasta en el mismo Silicon Valley. A pesar de esto, podemos encontrar ejemplos con recomendaciones de autoridades gubernamentales para la inclusión de ciencias de la computación en los colegios e institutos fundamentadas en el desarrollo de videojuegos o la computación en la nube.

facebook status update - me aburro!El último elemento innovador es sin duda el más significativo, la utilización de medios sociales para la educación y en especial en las universidades. Hay dos visiones de esta innovación: la utilización de socia media por la autoridades académicas como empresa o marca y la incorporación al aula como herramienta docente. Dentro del primer grupo podemos encontrar distintas formas de actuación en distintas redes sociales habituales (Facebook, Twitter o LinkedIn). Algunas universidades utilizan dichas redes sociales para intercambiar información interna, de sus actividades, del trabajo de los alumnos, para notificar emergencias, dar soporte a usuarios en temas de secretaría y otras relacionadas con el acceso móvil a los datos de cada estudiante o la bienvenida a cada centro de estudios. Aquellas organizaciones más experimentadas con el uso de estas tecnologías pueden utilizar el poder del social media para ofrecer trabajo a los alumnos egresados, crear comunidades alrededor de antiguos alumnos, buscar fuentes de financiación a través de donaciones individuales (crowdfunding), organización de eventos y reuniones y otras actividades orientadas a conseguir el compromiso de los alumnos.

La utilización de redes sociales dentro del aula es sin duda controvertida. Existen estudios que demuestran que las calificaciones asociadas a alumnos que invierten mucho tiempo en Facebook son bajas. También existen otros que corrigen esos estudios precisando que no es lo mismo usuarios con una alta actividad compartiendo enlaces (buenos estudiantes) que aquellos más activos participando en eventos (malos estudiantes). En cualquier caso el estudio concluye indicando que no existe correspondencia con alta actividad en Facebook y la obtención bajas calificaciones.

La experiencia y formación en social media de cada docente puede producir resultados muy diferentes. Existen multitud de redes que permiten obtener resultados también muy diferentes. Twitter permite formar debates muy intensos y espontáneos que de otra forma no hubiera sido posible conseguir en el entorno físico del aula. La posibilidad de utilizar herramientas como Storify para almacenar las conversaciones sobre un hashtag o grupo de usuarios de twitter hace idóneo este medio como herramienta docente. Las fanpages de Facebook pueden servir para crear una comunidad participativa sobre un tema concreto de estudio compartiendo enlaces, fotos y vídeos, más cercanos al lenguaje y formas de expresión de los alumnos. Si se busca un debate más técnico compartido con profesionales de un sector, LinkedIn ofrece esa posibilidad en sus grupos por lo que tampoco debe ser obviada. Estas y otras iniciativas nos permiten a los docentes fomentar el desarrollo curricular en las redes sociales más allá del aula física y por otro lado nos demuestran que las plataformas de enseñanza virtuales que no integren estas posibilidades no son completas y son relegadas a un segundo plano por los usuarios que buscan el debate o la comunicación más inmediata e interactiva.

Créditos de imágenes a Flickr ByronNewMedia, Phreak20 y http://spotlight.macfound.org/

Haz, aprende, comparte, cambia… meetup!


meetup everywhereOtra de las redes sociales más interesantes que podemos encontrar hoy en día desde múltiples puntos de vista, pero sobre todo del usuario, es sin duda meetup. Esta red es una de las que hace más hincapié en el aspecto social, ya que su objetivo primordial es posibilitar el salto de las comunidades virtuales al plano fuera de internet, es decir, el mundo real. Esas comunidades no tienen por qué existir previamente; una de las características principales de esta red es que permite el desarrollo de esa comunidad localmente, cerca de ti en tu propia ciudad, ya sea para cinco amigos que van a hacer rutas con la mountain bike los sábados, poder participar en compañía en grandes eventos como la San Silvestre Vallecana o el maratón de Nueva York. Y este es el punto fuerte respecto a otras redes más generalistas (Facebook, Google+, …) ya que si bien es cierto que incluyen la creación de eventos o quedadas, la socialización en éstas está basada fundamentalmente en la interacción dentro de la propia red.

página principal de un usuarioEn palabras de su creador, Scott Heiferman, el proyecto surge a raíz del atentado del 11 de septiembre en estados Unidos y de cómo la comunidad de Nueva York estrechó lazos a lo largo de los siguientes días al desastre, revelándole la necesidad de una herramienta que hiciera posible mantener el contacto de las personas de la comunidad. La interfaz de meetup está orientada tanto a personas que quieren compartir una afición y busca personas y lugares donde realizarla, como a profesionales que quieren compartir proyectos localmente y buscan cooperación. Reuniones de expatriados, grupos de aprendizaje de un idioma o eventos de cañas, forman parte de la vida de los casi 12 millones de usuarios registrados a fecha de hoy, con más de 9 millones de visitas mensuales, más de millón y medio de confirmaciones gestionadas a casi 300 000 concentraciones que tienen lugar cada mes. La organización de esas concentraciones corre a cargo (y en el sentido económico también, aunque es casi simbólico) de más de 90 000 grupos, distribuidos en 45 000 ciudades de todo el mundo. Para poder encontrar afinidad con los grupos además de la localización geográfica y la fecha, existen más de 90 000 categorías que permiten clasificar nuestro grupo o concentración para realizar búsquedas por múltiples criterios. Ese es el elemento principal tanto del registro como del cuadro de mando o escritorio al que accedemos tras iniciar sesión en la plataforma. En España no es una plataforma muy activa, aunque poco a poco vamos percibiendo la utilidad de este tipo de servicios. En Estados Unidos la comunidad es muy activa y prueba de ello, además del tráfico de red 😉 , son los foros que permiten obtener a nuevos usuarios y organizadores, respuesta a sus dudas con más de 125 000 entradas.

gestión de una concentración para organizadoresPara los organizadores de los grupos y concentraciones, meetup les ofrece el servicio de gestión de sus concentraciones (meetup) con una interfaz muy sofisticada y sencilla, que permite integrar datos de otras redes sociales y exportar la información a otras herramientas de trabajo colaborativas (iCal, CSV, etc). La creación automática de listas de distribución permite tener conectados a los miembros, recibir notificaciones de actividad, enviar recomendaciones e instrucciones sobre la concentración. Existe incluso la posibilidad de gestionar el pago por asistencia a eventos integrado y toda una serie de servicios que permiten la gestión del evento incluso desde antes de que se produzca, admitiendo sugerencias de lugar, fechas y todo lo relativo a la creación de una concentración. La integración con redes sociales (Facebook y Twitter) permite el registro automático de asistentes y compartir la actividad. Además, es posible la esponsorización de concentraciones o incluir ofertas para grupos, por lo que se trata de un servicio muy bien pensado desde todos los ángulos, el social es evidente, pero sin descuidar el de la promoción y financiación de las concentraciones, que es motivo muchas veces de que no se lleven a cabo.

meetups de instagram en el mundoUn elemento que siempre he considerado fundamental para juzgar la bondad de una plataforma o red social como esta, es la capacidad de exponer a terceros sus servicios en forma de API, y la de integración con otras redes. En esta caso, la API de meetup permite desarrollar clientes para gestionar eventos, lugares, concentraciones, miembros y otras entidades del dominio de una forma muy simple y muy bien documentada, con una comunidad bastante activa a través de twitter (@meetupapi) o de listas de distribución y grupos de Google. Gracias a ellas sería posible, por ejemplo, registrarse y hacer check-in en Foursquare para obtener ventajas para el grupo o la concentración o utilizar esta plataforma para campañas y promociones de marcas y productos. De momento, esa integración le ha servido para darse a conocer, porque algunos de los grupos más activos en meetup son Foursquare e Instagram, la popular red para compartir fotos. Que los usuarios de Foursquare hagan concentraciones a través de meetup resulta cuando menos paradójico 🙂 su objetivo es conseguir los tan deseados badges!

Por qué estar en Foursquare (I)


web de foursquareRecuerdo estar en una de mis clases de programación avanzada para internet como año tras año, intentando captar (a veces en vano ;-)) la atención de los alumnos, insistiendo en la diferencia fundamental de las aplicaciones web 1.0 en las que es el usuario el que se acerca a la aplicación para interactuar y las aplicaciones web 2.0 en las que son ellas las que se acercan al usuario. Casi siempre planteaba el caso de que estés tan tranquilo haciendo fotos en un viaje en el extranjero y de repente al pasar por un punto concreto del itinerario tu cámara te presente un anuncio del tipo: ¿quieres imprimir las fotos y recibirlas en tu casa? y con un sencillo click con tu consentimiento se produzca el pago por la transacción y al volver a casa te encuentres un paquete con las fotos impresas. ¿Cómo me ha encontrado? ¿cómo sabe que soy yo? ¿cómo sabe dónde está mi casa? ¿y mis preferencias de impresión? ¿y mis datos bancarios o de la tarjeta? ¿y… mil cosas más? Visto así, la complejidad tecnológica parece importante, un salto casi insalvable… de nuevo, el poder del crowsourcing unido al despliegue de una plataforma que permite la geolocalización y la socialización pone de manifiesto que no estamos tan lejos de esa utopía. Ha llegado Foursquare!

Esta aplicación resulta interesante desde muchos puntos de vista: como usuario, como marca, como responsable de un negocio y por supuesto como desarrollador, es decir, como plataforma de lanzamiento de tu propio servicio. En esta entrada me gustaría presentar brevemente algunas de las razones que justifican este interés para cada grupo. Más adelante intentaré concretar esa razones.

Como usuario te permite definir tus gustos y los de tu grupo de amigos. Puedes dejar recomendaciones, comentarios y fotos sobre un lugar, y el hecho de que la aplicación fuerce a hacer check-in permite definir tus gustos y costumbres no sólo espacialmente sino a lo largo del tiempo. Uno de los aspectos más interesantes es que la aplicación está especialmente diseñada para interactuar desde un dispositivo móvil, aunque no es obligatorio. El acceso desde un dispositivo móvil es automáticamente georeferenciado y el proceso de check-in es prácticamente inmediato, ya que localiza los posibles candidatos y los presenta en una lista fácilmente accesible que incluye tu distancia esa localización. Incluir comentarios o incluir fotos es igualmente sencillo. Además, es posible compartir las acciones de foursquare en tus redes sociales favoritas, como facebook o twitter ya que uno de los principales atractivos que tiene es que el proceso de alta puede hacerse vinculado por ejemplo a un usuario de facebook. Esta integración con otras redes sociales es un elemento fundamental en el éxito de esta aplicación.

Sin embargo, el acceso desde un ordenador en lugar de un dispositivo móvil es igualmente o más interesante. Al iniciar sesión, tan simple como hemos dicho antes desde el perfil de facebook por ejemplo, se nos presenta un mapa con nuestra localización y el plan sugerido en función de la hora del día, junto a nuestra actividad reciente y sugerencias de amistad. Sobre el mapa podemos ver los distintos lugares o negocios, claramente identificados por un icono característico y algunos con un color diferente: son localizaciones especiales, que ofrecen algo al usuario al hacer check-in desde foursquare (restaurantes que ofrecen aperitivos, peluquerías que ofrecen descuentos, segunda ronda gratis, …).

Acceso a foursquare desde un navegador estándar

Para los responsables de un negocio se ofrece la posibilidad de reclamar un negocio que aparece en el mapa y poder gestionarlo, con el informe de check-in, comentarios y la posibilidad de interactuar con la comunidad. Esto quiere decir, que hay lugares en foursquare dados de alta por la comunidad que están recibiendo actividad de usuarios y que está siendo ignorada probablemente por los responsables del negocio. No pensemos que todo lo que nos vamos a encontrar son críticas negativas, a los usuarios también les gusta compartir lo bien que se lo han pasado, y les gustaría fortalecer y reforzar su comunidad con quien compartir aficiones y lugares. Hay de todo, aunque no se vaya a hacer nada, el primer paso y la recomendación unánime siempre es escuchar.

Además, se han fijado unas políticas para fijar las reglas del juego y ayudar un poco a incrementar la actividad y socialización en la plataforma. Son los tan deseados badges, las condecoraciones o trofeos. Se obtienen por muy diversos y a veces graciosos motivos (todavía me acuerdo del +5ptos de hacer check-in en una fecha palíndroma 11/11/11 y doble si se hacía a las 11:11 de la mañana). Competir por un número de puntos cada la semana con tus amigos y liderar el ranking de check-ins puede ser divertido y una forma de prosperar en nuestra comunidad y ganar algo de reconocimiento. Además, es posible crear listas, e incluso páginas, de hecho hay marcas que han creado sus fanpages y se permite a los usuarios seguir la lista de otros usuarios para intentar completar todas ellas. Quién no está interesado en ver a sus estrellas del pop favoritas, dónde se relacionan los famosos, o los expertos en un tema. Disfrutar con los amigos de esos lugares y quizás tener la suerte de coincidir con ell@s. Un poco de vanidad de vez en cuando no le hace daño a nadie!

Para los desarrolladores no olvidemos que el éxito de una aplicación está en la apertura a otras aplicaciones y su facilidad de integración con otras redes. Foursquare tiene esta lección bien aprendida (el fundador Dennis Crowley desarrolló este producto y fue adquirido por Google en forma del conocido pero no tan social Google Latitude) y podríamos definirla como un servicio basado en Google maps, integrado con twitter y facebook que permite reutilizarse al haber definido e implementado una API que puede ser utilizada por un tercero. Actualmente hay aplicaciones a modo de revista de crítica gastronómica, viajes, espectáculos, … más de 200 aplicaciones nos están esperando. Si queréis conocer la lista completa de aplicaciones que usan Foursquare como plataforma o publicar la vuestra propia es posible encontrar instrucciones en la propia web de foursquare.

A %d blogueros les gusta esto: